Trasladarán a niña atacada por un perro

La menor será traída en jet privado a EEUU desde Bolivia
Trasladarán  a niña  atacada por un perro
Los padres de la menor a la que mordió un Rottweiler, Regina Pillco (i), y Agustín Apaza, con seis de sus hijos en El Alto, Bolivia.
Foto: AP

EDITORES: Corrige apellido de médico estadounidense y precisa detalles del avión

LA PAZ, Bolivia. — Un avión privado estaba programado para aterrizar hoy jueves en La Paz a fin de recoger a Rosalía, una niña de 4 años que fue atacada por un perro que la dejó agonizando en la calle en esta localidad.

“Nos han confirmado el arribo del avión en la mañana del jueves y en la tarde se llevarán a la niña a Estados Unidos”, dijo ayer el director del Hospital del Niño de La Paz, Joseft Henao. “Rosalía ya está estable y en condiciones de viajar”, aclaró.

La mamá de la pequeña, Regina Pillco, confirmó el arribo de la aeronave. “Mi esposo acompañará a Rosalía hasta Estados Unidos. Yo no puedo porque tengo que atender a otros seis hijos”, dijo la mujer.

“La niña llegó al hospital con heridas graves, estaba en peligro de muerte. El animal le arrancó piel, músculos, tejido graso y perdió el 70% del cuero cabelludo”, dijo Henao. “Todos los días llegan niños con mordeduras de perros al hospital, pero en 20 años de médico nunca vi heridas tan severas”, agregó.

El caso de Rosalía llamó la atención de la boliviana Claudia Tolay, casada con el médico estadounidense Joseph Currier. Un amigo de la familia puso su avión privado a disposición para el traslado y correrá con los gastos de las múltiples cirugías de la menor, aseguró Henao.

Tolay visitará a la familia Apaza Pillco en los suburbios de El Alto, ciudad vecina de La Paz, una de las más pobres del país.

La tragedia cambió la vida de Rosalía: su lucha por la vida conmovió al país y despertó solidaridad. El sitio en la red social Facebook “Fuerza Rosalía” se llena de visitas en Bolivia y EEUU para animarla.

Rosalía es la quinta de siete hermanos. El 24 de mayo siguió a su madre a una compra en un barrio de El Alto, ciudad vecina de La Paz. La perra del tendero la atacó por la cabeza y la dejó casi muerta sobre el suelo polvoriento, relató su madre. Los médicos debieron inducirla para ayudarla a soportar el dolor de las heridas. Todavía yace inmóvil en la sala de terapia intensiva con el cuerpo vendado. Sólo sus ojos y nariz pueden verse. Ya respira por su cuenta y recibe una dieta líquida, explicó el jefe de esa unidad Alfredo Rodríguez.

El Hospital del Niño en La Paz es público y corrió con todos los gastos que de otra forma no hubiera podido cubrir la familia Apaza.

Según Henao, Rosalía está estable y en condiciones de viajar. Su padre, Agustin Apaza, desocupado, la acompañará en su larga estancia en Boston. “Yo no podré viajar porque debo atender a mis otros hijos”, dijo la madre de la menor.

Currier ha convocado a una de las mejores cirujanas plásticas de Estados Unidos para ayudar en la curación. Médicos en Boston hasta ahora han seguido el caso por fotos y evaluarán a la niña en forma directa para recomendar las cirugías, dijo Henao.