Callaspo no tira la toalla

Antesalista de los Angels cree que su club puede y tiene con qué reaccionar
Callaspo no tira la toalla
Callaspo se ha establecido como antesalista titular de Angels.
Foto: AP

En una tarde en la que la fiesta se cambió de casa de manera repentina, Alberto Callaspo fue uno de los pocos jugadores de los Angels, presentes en el clubhouse y con disposición para hablar.

Habían dejado todo en el terreno frente a los Piratas en la pelea por una victoria que necesitaban y todo había terminado de manera más o menos traumática con una derrota 9-10 en extrainning.

“Esto es beisbol ‘brother’… Así es la pelota”, dice.

¿Duele perder el juego como se perdió o duele más ser barridos en casa?

“En este momento todo es complicado…. perder un juego esa algo que siempre puede pasar en el beisbol, pero a veces no alcanza con toda la lucha y con todo el esfuerzo que se pone… tú sabes…”.

Callaspo, quien en esta campaña, poco a poco se ha adueñado de la tercera base de los Angels, fue de nuevo un ejemplo de entrega y esfuerzo sin reservas.

En cinco turnos por la caja de bateo tuvo dos hits, anotó dos carreras y remolcó una más en una jornada en la que Trout, Pujols y Trumbo tuvieron un penoso (de 15-0) frente al pitcheo muy corriente y discreto de Pittsburgh.

Cada victoria de Rangers y de Atléticos pesa como cada derrota de Angels en la guerra divisional del Oeste en la Liga Americana.

¿Están a 10.5 de diferencia de Texas… se sienten así de lejos?

“No. No, no… nosotros estamos ahí. Nosotros estamos bien. Todavía falta mucho para el Juego de Estrellas… y después queda mucha pelota”.

Del bigleaguer venezolano fue la primera ventaja de Angels en la segunda entrada y de él mismo, el imparable que puso en home a Kendrick cuando los Angels intentaron la hombrada de remontar cuatro carreras en extrainning.

Un valor añadido en su actitud aparece cuando se niega a aceptar que en lo personal cumple una buena temporada, pero que Angels cumple un muy mal año.

“Esto es un deporte de grupo acá perdemos todos y ganamos todos… Todos salimos a jugar duro para que al equipo le vaya bien y así nos va bien a todos”, ratifica.

Se vio tranquilo porque dejó todo en el terreno y, más que eso, porque Callaspo fue de los pocos que puso la cara cuando otros escaparon temprano y los que no, simplemente se negaron a hablar.

La crisis en Angels ya nadie la puede negar, pero Alberto Callaspo todavía no tira la toalla aunque ya se ven las fronteras de la pausa del All Stars.