Edward Snowden viajaría a Cuba y Venezuela

Informes indican que el extécnico de la CIA haría escala en estos países antes de llegar a Ecuador
Edward Snowden viajaría a Cuba y Venezuela
Este es el avión en el cual saldría el extécnico de la CIA Edward Snowden rumbo a La Habana.
Foto: AP

Washington — El bizarro viaje de Edward Snowden está lejos de terminar. Después de pasar una noche en el aeropuerto de Moscú, se prevé que el excontratista de la Agencia Nacional de Seguridad que reveló secretos de Estado vuele este lunes hacia Cuba y Venezuela en ruta a un posible asilo en Ecuador.

Un representante de la aerolínea Aeroflot dijo a The Associated Press que Snowden se registró para un vuelo a La Habana que saldría de Moscú este lunes a las 2:05 p.m. hora local. Se registró con su pasaporte estadounidense, el cual le fue anulado por las autoridades de su país como parte del esfuerzo para procesarlo judicialmente.

El también extécnico de la CIA salió de Hong Kong el domingo para esquivar los esfuerzos de Estados Unidos para extraditarlo por cargos de espionaje. El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño confirmó que su gobierno recibió la solicitud de asilo y este lunes dijo que la decisión “tiene que ver con la libertad de expresión y la seguridad de los ciudadanos de todo el mundo”. El cibersitio WikiLeaks especializado en filtraciones indicó que lo ayudaría.

Ecuador en particular ha rechazado esfuerzos previos de Estados Unidos para mejorar la cooperación y ha ayudado al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a evitar un juicio permitiéndole quedarse en su embajada en Londres.

Patiño confirmó este lunes que su gobierno está analizando una solicitud de asilo de Snowden. “Estamos analizándolo con mucha responsabilidad”, dijo a periodistas a través de un traductor en un hotel de Hanói, Vietnam, durante una visita oficial.

Snowden ayudó a los periódicos The Guardian y The Washington Post a revelar programas de vigilancia electrónica que recopilan grandes cantidades de información telefónica y tráfico de internet con el supuesto fin de identificar información de inteligencia extranjera, pero con frecuencia también recogen información de ciudadanos estadounidenses. Las autoridades tienen la capacidad de recopilar ampliamente información telefónica y de internet, pero necesitan una orden judicial para estudiar casos específicos en que crean que hay indicios de terrorismo.

Snowden llevaba varias semanas oculto en Hong Kong, antigua colonia británica con un alto grado de autonomía de la China continental. Estados Unidos solicitó oficialmente a Hong Kong la extradición de Snowden, pero la petición fue rechazada; funcionarios de esa ciudad dijeron que la solicitud estadounidense no cumplía totalmente con las leyes locales.

El Departamento de Justicia rechazó ese argumento, indicando que la solicitud cumplía todas las exigencias del tratado de extradición entre Estados Unidos y Hong Kong.

Un funcionario del Departamento de Justicia dijo que Estados Unidos está en contacto, a través de canales diplomáticos y policiales, con países por donde Snowden pudiera pasar, recordándoles que es buscado bajo cargos penales y reiterando la posición de Washington de que al ex contratista sólo se le debía permitir viajar de regreso a Estados Unidos.

La Casa Blanca se limitó a decir que el presidente Barack Obama fue informado sobre los nuevos desarrollos por sus asesores de seguridad nacional.

Por su parte, las agencias estatales de noticias rusas ITAR-Tass e Interfax atribuyeron a un funcionario no identificado de Aeroflot haber dicho que Snowden viajaba en un avión que aterrizó el domingo por la tarde en Moscú.

A su llegada, Snowden no salió del Aeropuerto Shemeretievo de Moscú. Una explicación pudiera ser que no se lo permitieron. Un funcionario estadounidense dijo que a Snowden le habían revocado el pasaporte y que habría necesitado una autorización especial de las autoridades rusas.

El informe noticioso ruso indicó que Snowden planeaba volar a Cuba el domingo, y de allí a Caracas.

Varios legisladores estadounidenses se mostraron molestos.

“El camino de la libertad no es precisamente China-Rusia-Cuba-Venezuela, de manera que espero que lo persigamos hasta el fin de la tierra, lo llevemos ante la justicia e informemos a los rusos que habrá consecuencias si le dan albergue a este individuo”, dijo el senador republicano Lindsey Graham.

Las probabilidades de que cualquiera de estos países impida a Snowden viajar a Ecuador parecían muy lejanas. Aunque las tensiones diplomáticas se han aliviado en años recientes, Cuba y Estados Unidos no son aliados tras medio siglo de desconfianza.

Venezuela también podría resultar un problema. El fallecido presidente Hugo Chávez era un enemigo jurado de Estados Unidos y su sucesor, Nicolás Maduro, calificó hace unos meses a Obama de “gran jefe de los diablos”. Los dos países no tienen embajadores en sus respectivas capitales.

Por su parte, Michael Ratner, abogado de Assange, dijo que Snowden no tiene muchas opciones.

“Tiene que estar en un país dispuesto a enfrentarse a Estados Unidos”, dijo Ratner. “Y no hay muchos de esos”.

Esa es quizás la razón por la que Snowden hizo su primera escala en Rusia, una nación con relaciones complicadas con Washington.

Tampoco estaba claro si Snowden ha terminado de revelar información secreta.