Semana clave para la reforma migratoria en el Senado

Legisladores entran en la recta final para la votación de un proyecto de ley de inmigración
Semana clave para la reforma migratoria en el Senado
El senador demócrata por Nueva York Charles Schumer asegura que el Senado está cerca de los 70 votos.
Foto: AP

Washington – El Senado de Estados Unidos entra esta semana a la recta final para la votación de un proyecto de reforma migratoria integral, comenzando con la esperada aprobación este lunes de una enmienda para reforzar la seguridad fronteriza.

El impulso al proyecto lo dio la enmienda de reforzamiento en la frontera con México impulsada por los senadores republicanos Bob Corker y John Hoeven, que permitirá que un número significativo de miembros de su partido se sumen a la mayoría demócrata para darle visto bueno a la medida.

La aprobación del proyecto de ley en el Senado por más de 70 votos, de un total de cien, tiene como objetivo presionar a la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, que analiza proyectos enfocados en la seguridad fronteriza y la aplicación interna de la ley.

Los costos del reforzamiento para sellar la frontera con México asciende a casi $30,000 millones, según fuentes legislativas, por la duplicación de agentes a un total de 40,000 y la finalización de la construcción de 1,126 kilómetros del muro fronterizo.

La instrumentación de esas medidas, a las que se agregan procedimientos futuros de deportación a personas con visas expiradas y la verificación de empleo y salida y entrada del país será necesaria para que los indocumentados que se acojan a una legalización obtengan la residencia permanente.

“Creo que estaremos cerca de los 70 votos para cuando el voto (sobre el proyecto de ley) tenga lugar el fin de semana”, dijo el domingo a la cadena CNN el senador demócrata Charles Schumer.

Señaló que habrá una mayor presión sobre el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, para no bloquear la reforma migratoria, porque colocaría al Partido Republicano “en un estatus minoritario por falta de apoyo del votante hispano”, anotó.

El prospecto de una reforma migratoria ha generado un conflicto entre los estadounidenses, quienes apoyan en números altos propuestas en ambos lados del debate, de acuerdo con un nuevo sondeo del diario USA Today y el Cenetro Pew divulgado este lunes.

El 77 % opinó que cualquier legislación deberá incluir acciones para fortalecer la frontera y el 71 % consideró que los indocumentados que se estima viven en el país deben quedarse en el país si cumplen ciertos requisitos.

Una mayoría de 77 % consideró que no es realista deportar a los 11 millones de inmigrantes indocumentados que se estima viven en el país, aunque el 64 % dijo que permitir que regularicen su situación alentará más migración ilegal.

La enmienda de Corker y Hoeven enfrenta las críticas tanto de grupos progresistas, que consideran que está militarizando la frontera, como de grupos conservadores, que la consideran insuficiente.

El presidente del sindicato del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), Kenneth Palinkas, que agrupa 12,000 miembros, consideró la enmienda como una amenaza a la seguridad nacional y pública y sostuvo que permitirá una “amnistía” para inmigrantes que violaron la ley al quedarse ilegalmente en el país.