EEUU espió a Latinoamérica

Presidentes de esos países demandan una explicación; se pronunciarán en Mercosur
EEUU espió a Latinoamérica
'Me corre frío por la espalda' dijo la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, al enterarse del espionaje de EEUU.
Foto: EFE

BRASILIA, Brasil.— Países latinoamericanos reclamaron el martes explicaciones a Estados Unidos tras revelaciones de que sus ciudadanos han sido objeto de espionaje por una agencia norteamericana de espionaje, según lo informó un diario en Brasil.

La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) tiene programas de espionaje en países como Argentina, Colombia, Brasil, Ecuador, México y Venezuela, para recolectar información en temas como energía, petróleo y compras militares, según datos publicados por el diario brasileño O Globo.

“Me corre frío por la espalda cuando nos enteramos que nos están espiando a todos a través de sus servicios de información”, manifestó la presidenta argentina Cristina Fernández, en un acto oficial en la provincia de Tucumán. “Yo espero que ahora en la reunión del Mercosur de este próximo viernes (en Montevideo) los presidentes tengamos un fuerte pronunciamiento y pedido de explicaciones ante estas revelaciones”.

En el mismo sentido se pronunció el vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas, en declaraciones a periodistas.

“Tiene que haber explicaciones respecto a estas acusaciones y denuncias internacionales que hay acerca de espionaje de manera generalizado, tiene que haber transparencia, tiene que respetarse las normas internacionales, los marcos jurídicos internacionales que protegen el derecho a la intimidad de las telecomunicaciones, que evidentemente han sido vulneradas”.

Calificó la acción norteamericana como “inaceptable” por lo cual exigió “correctivos al más alto nivel.”

En Brasil, que según los documentos revelados por O Globo es el país más espiado de la región, el gobierno formó un grupo con expertos de varios ministerios para analizar los aspectos técnicos y jurídicos de la recolección de mensajes privados por la NSA.

“Tenemos que analizar lo que está ocurriendo y como ocurrió (porque) los datos fueron recolectados, ¿de qué manera?”, preguntó el ministro brasileño de Justicia, José Eduardo Cardozo, quien dijo que el caso podría configurar un crimen según la legislación local.

Brasil convocó el domingo al embajador estadounidense Thomas Shannon para que diera explicaciones sobre el espionaje.