Panameños van por más

Cuba, que aún celebra su pase, intentará seguir dando sorpresas
Panameños van por más
Gabriel Torres (9), quien aquí celebra un gol sobre Martinica, estará de nuevo en la alineación panameña contra Cuba.
Foto: AP

ATLANTA (AP).— Con su artillero del momento de regreso, Panamá buscará hoy el pase a su segunda semifinal consecutiva en la Copa de Oro ante una Cuba que aún celebra su dramática clasificación a los cuartos.

El ariete Gabriel Torres, quien metió tres goles y ayudó a que Panamá se clasificara anticipadamente a la siguiente fase, retorna a la alineación contra los cubanos.

El goleador y otros titulares descansaron en el compromiso ante Canadá en el cierre de la ronda.

Con un equipo de suplentes, Panamá logró un empate sin goles que le aseguró el primer lugar de su llave.

Torres anda en boca de todos después de marcarle un doblete a México en la apertura del torneo. En el siguiente partido marcó el gol de penal en la victoria 1-0 sobre Martinica.

Los panameños van por su segundo boleto consecutivo a semifinales. En la anterior edición fueron eliminados en esa instancia al caer 1-0 ante Estados Unidos.

En los papeles, los canaleros deberían salir con los tres puntos. Sin embargo, Panamá tuvo dificultades en sus últimos encuentros con los caribeños por las eliminatorias mundialistas de la Concacaf.

En la fase preliminar de ese proceso ganó 1-0, y en el partido de ida en La Habana sacó un empate 1-1.

“Hemos aprendido la lección de que en los papeles siempre que se habla de favorito terminamos complicándonos nosotros mismos”, dijo el volante de contención panameño, Gabriel Gómez. “Sabemos lo que nos jugamos y respetamos a Cuba com cualquier otro rival”.

A estas alturas, todo parece ser ganancia para Cuba. Es más, en estos momentos los isleños aún andan festejando su espectacular avance a los cuartos de final, la segunda vez que lo logran en Copa de Oro después de la recordada clasificación del 2003, en que también hilvanaron su primer triunfo a costa de Canadá 2-0.

Los cubanos avanzaron el martes como uno de los mejores terceros al golear 4-0 a Belice. Era el marcador que necesitaban para asegurar el pasaporte.

El timonel Walter Benítez dijo que fue una de las victorias más importantes del futbol cubano y la más dramática.

Incluso, el ministro de Deportes cubano llamó al entrenador para felicitarlos después de la victoria.

“Para mí fue como ganar la Copa del Mundo”, dijo Ariel Martínez, quien marcó 3 tantos. “Ya habrá tiempo para pensar en el rival [de los cuartos]”.