Castigan a Braun por caso de dopaje

El JMV de la Liga Nacional en 2012 pierde la temporada y deberá pagar 3 millones de dólares
Castigan a  Braun por caso de dopaje
Ryan Braun
Foto: AP

NUEVA YORK (AP).— Ryan Braun fue suspendido ayer sin goce de sueldo por el resto de la temporada, el primer pelotero que cae dentro de la pesquisa de las Grandes Ligas sobre una clínica en Florida acusada de distribuir sustancias dopantes.

El Jugador Más Valioso de la Liga Nacional aceptó el castigo que cubrirá 65 juegos y unos 3 millones de dólares de su salario de 8.5 millones con los Cerveceros de Milwaukee para este año.

“No soy perfecto, comprendo que he cometido algunos errores”, dijo Braun en un comunicado. “Estoy dispuesto a aceptar las consecuencias de esas acciones”.

Bud Selig, el comisionado de las Grandes Ligas (MLB), indicó que la sanción se impuso porque el jardinero había incurrido en múltiples “infracciones” del programa contra el consumo de drogas y del contrato colectivo.

La suspensión de Braun podría ser la primera dentro del escándalo de Biogenesis, la clínica antienvejecimiento en Miami —ahora cerrada— que fue señalada como fuente de las sustancias para más de una docena de peloteros.

Alex Rodríguez, el astro de los Yanquis de Nueva York, es la otra figura prominente de entre los peloteros que están en la mira de MLB.

Los nombres de Bartolo Colón, Nelson Cruz, Jhonny Peralta y Everth Cabrera, quienes fueron seleccionados para el Juego de Estrellas que se realizó la semana pasada, también fueron mencionados en un reportaje en diario Miami New Times en enero pasado.

Todos han negado haber cometido infracciones o han declinado referirse al caso.

Braun dio positivo en un control durante la postemporada de 2011, pero un juez de arbitraje revocó el castigo debido a que el encargado de tomar la muestra de orina del jardinero no cumplió con los procedimientos establecidos por la normativa antidopaje.

Luego del fallo del juez de arbitraje, que le evitó una sanción de 50 juegos, Braun se declaró como una “víctima” de un proceso con “imperfecciones” y afirmó: “la verdad me acompaña”.

Desafiante, Braun habló al comparecer ante la prensa de cara a los entrenamientos de primavera previos a la campaña de 2012.

“La verdad siempre es pertinente y al final prevaleció”, dijo Braun en ese momento.

Ahora, Braun empleó un tono contrito en su declaración escrita: “Esta situación me ha pasado factura a mí y a toda mi familia, y ha sido una distracción para mis compañeros y el resto de la organización de los Cerveceros”.

“Me quiero disculpar con todos a los que he decepcionado, con todos los fanáticos del beisbol, especialmente aquellos en Milwaukee, con la magnífica organización de los Cerveceros y mis compañeros. Estoy complacido de que este asunto quede detrás de una vez por todas, y me muero de ganas de poder volver al deporte que amo”, añadió.

Al amparo de un acuerdo alcanzado entre MLB y la Asociación de Peloteros, los detalles de la admisión de culpa de Braun serán archivados.

“Reconocemos a Ryan Braun por asumir la responsabilidades de sus acciones previas”, dijo Rob Manfred, vicepresidente ejecutivo a cargo de asuntos económicos y administrativos en MLB.

“Todos estamos de acuerdo en que lo mejor para los intereses del deporte era resolver este asunto. Cuando Ryan vuelva, esperamos que pueda hacer aportes positivos a Grandes Ligas tanto dentro como fuera del terreno”.

Michael Weiner, el director ejecutivo del gremio de peloteros, destacó en un comunicado que Braun emprendió una “acción valiente”.

“Esto reivindica los derechos de todos los jugadores bajo el programa antidrogas. Es una bueno para el deporte que Ryan podrá volver pronto para seguir con su magnífico trabajo dentro y fuera del terreno”.