Papa Francisco: “Les pido que recen por mí” (fotos y video)

Durante una multitudinaria misa en el santuario de Aparecida, el Sumo Pontífice advirtió sobre "los ídolos pasajeros" como el dinero y el poder
Papa Francisco: “Les pido que recen por mí” (fotos y video)
El Papa Francisco ofrece sus plegarias a la imagen de la Virgen Aparecida.
Foto: AP

Brasil – Ante una multitud que colmó el santuario de la Virgen Aparecida, patrona de Brasil, el Papa Francisco mandó un fuerte mensaje para los jóvenes, a quienes calificó como “motores potentes para la Iglesia y la sociedad”, durante su primera misa en latinoamérica.

Durante su homilía, Jorge Bergoglio pidió transmitir a los jóvenes valores que “no son materiales” y que los hagan “artífices de un mundo más justo, solidario y fraterno”.

En ese sentido, el Papa advirtió sobre “los ídolos pasajeros” como el dinero y el poder que se presentan en la sociedad: “Hoy en día, todos un poco, y también nuestros jóvenes, sienten la sugestión de tantos ídolos que se ponen en el lugar de Dios y parecen dar esperanza: el dinero, el éxito, el poder, el placer”, dijo.

Y agregó: “Con frecuencia se abre camino en el corazón de muchos una sensación de soledad y vacío, y lleva a la búsqueda de compensaciones, de estos ídolos pasajeros”.

Francisco, que se encuentra en Brasil para presidir la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), centró su discurso en tres puntos centrales: “conservar la esperanza”, “dejarse sorprender por Dios” y “vivir con alegría”.

Luego, Francisco exhortó a los fieles a no perder la esperanza y afirmó que aunque el “diablo, el mal, existe, no es el más fuerte, el más fuerte es Dios”.

También pidió a los católicos “ser alegres, nunca tristes”. “El cristiano no puede ser pesimista. No tiene el aspecto de quien parece estar de luto perpetuo”, apuntó.

Luego de la misa, el Papa salió de la basílica para saludar a los fieles. “Les pido que recen por mí”, exclamó, tras anunciar que volverá al santuario de Aparecida en 2017, año en el que se cumple el 300 aniversario de la aparición de la patrona de Brasil.

Bajo una incesante lluvia, el papa Francisco llegó esta mañana a San Pablo para oficiar su primera misa en América latina en el mayor santuario católico de Brasil, en Aparecida.

El avión que lo transportó desde Río de Janeiro arribó al aeropuerto de San José de Campos, a unos 70 kilómetros de Aparecida, y desde allí se trasladó en helicóptero hasta el santuario mariano, donde una multitud le brindó un cálido recibimiento.

Las malas condiciones climáticas no fueron un impedimento para que Jorge Bergoglio saludara a los fieles, que esperaban ansiosos su llegada en las afueras del santuario, durante un breve recorrido a bordo del Papamóvil.

Tras ingresar al templo, el Papa se inclinó ante la imagen de la Virgen de Aparecida y permaneció ante ella en silencio. Luego, pronunció unas palabras en portugués y puso la Jornada de la Juventud bajo el amparo de la patrona de Brasil.

El santuario de Aparecida ya fue visitada por el papa Juan Pablo II (1980) y Benedicto XVI (2007).