La Virgen que surfea para proteger la naturaleza

Mark Patterson se inspiró en la imagen de la Virgen de Guadalupe para realizar una obra que es un llamado a proteger el mar y ahora se propone hacerlo en otras ciudades de California
La Virgen que surfea para proteger la naturaleza
"La Madona que Surfea", del artista de San Diego, Mark Patterson, una obra creada con el fin de crear conciencia sobre las amenazas ambientales al mar.
Foto: Cortesía Mark Patterson

SAN DIEGO.- La icónica imagen de la Virgen de Guadalupe será utilizada en el proyecto “La Madona que Surfea” a fin de crear conciencia sobre amenazas ambientales al mar, anunció hoy el artista de San Diego, Mark Patterson, cuya obra original, creada como mosaico y colocada de forma ilegal bajo un puente en Encinitas, causó una polémica en la ciudad hace tres años.

“El mensaje de esta pieza de arte es despertar la conciencia de que los océanos pasan por problemas serios y no pueden continuar siendo el basurero del mundo. Como hábitats marinos y fuente de alimentos de largo aliento, es importante que los protejamos“, dijo a Efe Patterson.

El artista explicó que la imagen de la Virgen de Guadalupe surgió en sus esbozos por primera vez en el 2005, antes de reaparecer en el 2008 y luego en el 2011, cuando decidió instalar la obra sin obtener permiso bajo un puente en Encinitas, causando una polémica con la ciudad que lo multó y luego accedió a su remoción, antes de que fuera instalada en un café local.

“Nuestro proyecto ahora busca crear nuevas imágenes de la Madona en ciudades de la costa oeste, y para financiarlo hemos organizado una carrera de 5 y 10 millas a realizarse en Encinitas, que será repetida como un evento anual el 16 de noviembre y para la cual los corredores podrán registrarse en línea a través de la página www.surfingmadonnarun.org“, dijo Patterson.

Con el nombre “Salvar al Océano”, la carrera permitirá la donación de $20 mil para becas en arte y biología, agregó el artista, quien enfatizó que también creará conciencia sobre la herencia cultural mexicana relacionada con la imagen.

“No soy católico y nunca tuve la intención de faltar el respeto a la comunidad mexicana para la cual sé que esta imagen es preciosa. Al final de cada año la taquería local “Juanita’s” regala un calendario de bolsillo y así fue como en el 2000 entré por primera vez en contacto con ella, siempre sintiéndome como un amigo suyo”, indicó el artista.

Patterson comentó que la aparición de la virgen en el hemisferio americano, además de su papel en las relaciones de justicia social en México creando conciencia sobre la pobreza y la raza, es importante para crear conciencia en relación con los problemas a los que se enfrenta el océano.

“La Virgen de Guadalupe es parte importante de nuestra historia en el sur de California. Esperamos que otros artistas puedan retomar el tema de acuerdo con su propia cultura y que las madonas que realicen también tengan un mensaje que despierte a la gente”, acotó.

La primera de las comisiones estará a cargo de la artista británica Susanna Holt, quien dijo a Efe que no ha decidido todavía la forma final de su pieza, pues el tema se aleja de los animales a tamaño natural que son la norma de su trabajo, el cual se preocupa con la supervivencia de las especies.

“Es un reto porque me pone en un territorio desacostumbrado para mí. Mi propósito principal será la situación apremiante que vive el océano y su vida salvaje. Mi pieza se enfocará en como esta situación es percibida, pues la gente llora por los delfines y no por los peces. Es un tema cercano a mi corazón”, indicó Holt.

Para Patterson, este proyecto busca que la gente revalúe sus acciones a fin de que se den cuenta del poder que pueden alcanzar como agentes de cambio y la forma en la que pueden revertir la degradación de los océanos.

La pieza original, creada por Patterson cuando estudiaba la creación de mosaicos en Italia, puede ser vista en el muro del Café Ipe de la localidad de Leucadia, al norte de San Diego.