Policía alemana recupera 40 niños golpeados por secta (Fotos)

Los seguidores de la secta Doce Tribus azotan como medida disciplinaria a sus hijos.

BERLIN — La policía allanó el complejo de una secta cristiana en el sur de Alemania y tomó custodia de 40 niños, que según denuncias habían sido objeto de abusos físicos.

La policía bávara informó que los niños de la secta llamada “Doce Tribus” quedaron bajo custodia protectora mientras los investigadores estudiaban las denuncias de que habían sido golpeados y castigados físicamente.

Las autoridades dijeron que 28 de los niños fueron hallados en una de las sedes de la secta en el área del pueblo de Deinigen y otros 12 en la zona de Woernitz.

La secta indicó a través de un comunicado en su página de internet que los niños, cuyas edades van del año y medio a los 17, deberían quedar con familias adoptivas por lo menos hasta una audiencia judicial la semana próxima.

Pero en una declaración sobre las creencias de la secta, fundada en Estados Unidos, el grupo dijo que sus miembros creen en azotar a los niños aunque “sabemos que alguna gente considera controversial este aspecto de nuestra vida”.

La secta, fundada por un maestro de secundaria de Tennessee en los años 70, tiene de 2000 a 3000 miembros en el mundo, según su portal.

Ya habían tenido problemas en Alemania por trasgredir las leyes sobre la escolaridad en el hogar.

Sus prácticas también les causaron dificultades en Estados Unidos, incluso en el 2000 en Connecticut, en donde una pareja se declaró culpable de agresión en tercer grado y crueldad por disciplinar a sus niños con una barra de fibra de vidrio.

En 1984, las autoridades allanaron el complejo del grupo en Vermont y retiraron a 112 niños por denuncias de abusos. Un juez falló que la incursión había sido ilegal y dispuso que los niños fuesen devueltos a sus padres.