Celebridades adoptan a México como segunda patria

Luis Miguel, Ricky Martin, Julio Iglesias, Diego Verdaguer y Plácido Domingo son algunos de los que sienten un cariño especial por el país.
Celebridades adoptan a México como segunda patria
En 1991 por decisión propia, el llamado 'El Sol' decidió adoptar la nacionalidad.
Foto: AP

Las bellezas naturales de México, su cultura, sus tradiciones, gastronomía, la calidez de su gente y porque es una plataforma mundial del entretenimiento ha llevado a infinidad de artistas extranjeros a adoptar al país como su segunda patria.

Luis Miguel nació en Puerto Rico el 19 de abril de 1970, pero su padre, el cantante español Luisito Rey, aseguraba que su primogénito era mexicano cuando lo inició en el ambiente musical. En 1991 por decisión propia, el llamado ‘El Sol’ decidió adoptar la nacionalidad.

Ese mismo año, así se expresaba de México durante una entrevista con Verónica Castro en el programa de televisión ‘La movida’: “Yo a México no lo cambio. Tengo un gran cariño por los demás países, de hecho, acabo de estar en España e Italia, de donde son originarios mis padres y les tengo un gran cariño porque hay gente muy linda allá. Fui a ver a mi abuelo a Italia y estuve muy contento, muy feliz.

“Pero cómo se extraña México, la verdad. Ya tengo aquí mis relaciones, mis amistades, mi forma de vida, no sé, son muchas cosas. México es mágico, tiene una magia muy especial que es muy difícil de dejar. México atiende muy bien a todo el mundo, tiene mucho que dar y todos nos debemos sentir muy satisfechos y orgullosos”, aseguraba Luis Miguel en aquel entonces.

Aunque actualmente ya no radica en el país, el artista aún mantiene una opinión positiva de la nación que lo vio nacer como artista y en la que se desarrolló en lo personal y lo profesional. Como prueba está el promocional que grabó para impulsar el turismo en el estado de Guerrero.

El cantante puertorriqueño Ricky Martin inició su carrera como integrante de Menudo, a mediados de la década de los 80. Tras cinco años de trabajo salió de la agrupación para instalarse en México, donde debutó en teatral con las obras ‘Los tenis rojos’ y ‘Mamá ama el rock’, al lado de Angélica María y Angélica Vale.

En 1991 participó como actor en la telenovela ‘Alcanzar una estrella’ y desde la Ciudad de México se lanza como solista. A la fecha ha vendido más 60 millones de álbumes y es uno de los exponentes latinos de la música más importantes a nivel mundial y mucho de todo esto, asegura, se lo debe a México.

“Estoy encantado de estar en casa. Las mejores vacaciones las he tenido en México, grandes éxitos en mi carrera como solista que internacionalmente son reconocidos nacieron en México.

“Familia, también, una comida riquísima no lo puedo negar. México siempre ha sido un eslabón, un amuleto de la suerte y siempre estaré muy agradecido”, dijo a la prensa en mayo de 2011.

El astro español Julio Iglesias se declara fiel amante de México, país al que le ha dedicado discos a través de varios temas de reconocidos autores como Armando Manzanero, José Ángel Espinosa “Ferrusquilla” y José Alfredo Jiménez, entre otros.

Durante su visita a México, en mayo pasado y tras ser recibido con aplausos de parte de la prensa, el cantante expresó:

“Hay veces que me despierto con 150 ó 200 años, pero me despierto, y hay otros días en que me despierto de 20 años. Hoy es uno de esos días en que siento alegría de volver a un país querido, conocidísimo, donde las historias las podrías recordar desde 1970 que vine por primera vez.

Han pasado 43 años y a veces piensa que no ha pasado el tiempo, pues dice que “con los ojos cerrados puede entrar a Tijuana y salir por Tapachula.

“Y si me ponen en Tampico seguro que puedo llegar a la costa del Pacífico mexicano con los ojos cerrados. El conocimiento profundo de la cultura y la vida mexicana lo tengo en el alma desde que casi nací. He hecho muchas cosas buenas y malas, pero nunca he faltado al cariño de los mexicanos, hoy soy un mexicano más”.

Desde hace varios años, el argentino Diego Verdaguer se declara mexicano de corazón. Junto a su esposa, Amanda Miguel, viajó a este país para radicar desde hace más de 30 años cuando una importante disquera le firmó un contrato para promoverlo a nivel internacional.

En 2011, después de no presentar nada inédito, grabó el disco folclórico y romántico “Mexicano hasta las pampas”, que le produjo Joan Sebastian y en el que plasma su cariño hacia el lugar que lo ha recibido con los brazos abiertos.

“Encierra esa realidad de la música mexicana cantada por un hombre que no canta música folclórica regularmente. Me siento mexicano y lo soy porque los mexicanos nacemos donde se nos pega la gana, y yo nací en Buenos Aires, a mucha honra.

“Pero son muchos años de compartir la vida con México, obviamente soy mexicano no sólo de palabra sino de documentos”, afirmaba el intérprete hace dos años.

En su acta de nacimiento se especifica que nació en Ibiza, España, pero el tenor Plácido Domingo es un mexicano más, no sólo porque él mismo lo ha proclamado, sino porque los habitantes de este país, así lo han adoptado, sobre todo desde aquel terremoto del 19 de septiembre de 1985 que devastó parte de la capital.

Tras el terrible acontecimiento, fallecieron su tía, su tío, un sobrino y el joven hijo de su sobrino, al caerse el bloque de apartamentos del Edificio Nuevo León, en el complejo urbanístico de Tlatelolco. El propio Plácido Domingo intervino en las labores de rescate y a lo largo del año siguiente, dio conciertos benéficos para las víctimas.

“El sentimiento más grande es que nunca hubiera querido recibir un premio por esto. Eso es algo que cualquier otro ser humano lo hubiera hecho. Entonces, ¿premio por qué? Desde luego tengo una relación tan grande de cariño profundo por toda la gente de México, ese es el reconocimiento mayor”, declaró el artista.

Lo hizo en el año 2007 cuando en reconocimiento a su labor artística y a su aporte a las víctimas del terremoto de 1985, fue homenajeado en la capital mexicana con una estatua en su honor, fundida a partir de llaves donadas por la población.