Gobierno demandará a Carolina del Norte

Eric Holder dijo que detendrá nueva ley de voto porque viola derechos de muchos
Gobierno demandará a Carolina del Norte
El Fiscal General, Eric Holder, explicó que desafiará las provisiones críticas de la legislación HB 589, firmada por el gobernador republicano, Pat McCrory, que considera discriminatoria.
Foto: AP

CHARLOTTE, Carolina del Norte.— El Departamento de Justicia federal anunció que presentará una demanda contra el estado de Carolina del Norte para detener la puesta en marcha de su nueva ley de voto, que exige a los votantes presentar un documento con fotografía.

En conferencia de prensa, el fiscal general, Eric Holder, explicó que desafiará las provisiones críticas de la legislación HB 589, firmada el pasado mes de agosto por el gobernador republicano, Pat McCrory, en base a la no discriminación contemplada en la Ley de Derechos Electorales.

“Al restringir la participación de los votantes, esta legislación reduce, en vez de aumentar, el acceso al proceso electoral”, enfatizó Holder.

“Permitir limitaciones al derecho del sufragio de forma desproporcionada en los votantes de las minorías es incompatibles con nuestros ideales como nación. Utilizaré todos los recursos legales para luchar contra la discriminación racial y salvaguardar el derecho de todos los estadounidenses a votar”, añadió.

La acción legal busca eliminar las restricciones de la ley que reduce las jornadas de voto anticipado y el registro y sufragio el mismo día, la presentación de una identificación gubernamental con foto, el no permitir que los estudiantes utilicen su carnet estudiantil para sufragar, y el preregistro entre las edades de 16 y 17 años.

Carolina del Norte se convirtió en el primer estado del país en aprobar este tipo de legislación restrictiva de sufragio después de que la Corte Suprema decidiera en junio pasado anular partes de la Ley de Derecho al Voto de 1995, la cual protege el sufragio de las minorías raciales.

Por una votación de 5 a 4, el Supremo invalidó la sección que obligaba a algunos estados y condados considerados de “tradición discriminatoria”, a recibir permiso del Gobierno federal antes de llevar a cabo cualquier modificación electoral.

Con la demanda de ayer, la Administración Obama pide a un tribunal que coloque las previsiones de la nueva ley de sufragio de Carolina del Norte bajo “escrutinio” por un periodo indefinido.

Holder dijo que no permitirá que los estados interpreten la decisión del Tribunal Supremo como “una veda abierta para que se menoscabe el derecho al voto”.

Por su parte, el gobernador McCrory describió la demanda del Departamento de Justicia contra el estado de “extralimitada y sin méritos”.

“Estoy convencido que hemos hecho lo correcto. Creo que esta es una buena ley. Y estoy en total desacuerdo con la acción que el fiscal general ha tomado”, afirmó el gobernador republicano, quien junto a los legisladores de su partido, justificaron la HB 589 para “salvaguardar la integridad del proceso electoral y evitar los fraudes”.