Demócratas niegan culpa por atrasos en reforma migratoria

Lideres del partido demócrata quieren dejar claro que las demoras en aprobar una reforma migratoria se deben a los republicanos
Sigue a La Opinión en Facebook
Demócratas niegan culpa por atrasos en reforma migratoria
Este sábado miles de inmigrantes indocumentados marcharán en 60 ciudades del país reclamando la reforma migratoria.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Tras presentar en la Cámara de Representantes un proyecto de ley migratorio que por el momento no tiene en su lista de auspiciadores a ningún miembro del otro partido mayoritario, el liderazgo del partido demócrata quiere cuidar que se culpe a los republicanos si no hay reforma migratoria este año.

“No queremos que quede excusa, que quede claro que el Senado aprobó una legislación muy similar a la que ayer presentamos en la Cámara, que el presidente la apoya y que en la cámara se presentó un paquete legislativo que contiene elementos que han tenido apoyo bipartidista“, dijo ayer Joe García, congresista demócrata de Florida, en una video conferencia nacional. “Y que hay solamente un obstáculo: el presidente de la Cámara, el señor (John) Boehner, y el pequeño grupo que ha tomado control de este país”.

Por su parte, el congresista Luis Gutiérrez, de Illinois, dejó claro que la presentación del proyecto, unos días antes de las marchas pro reforma del 5 de octubre y de un concierto masivo en Washington D.C. pautado para el día 8 del mismo mes, no es casualidad.

“Para mí este es un compromiso que hacemos los demócratas, no sólo para luchar por una ley en la Cámara sino que los demócratas estamos con las comunidades inmigrantes”, dijo Gutiérrez. No obstante, dijo que no hay que olvidar, que es un gobierno demócrata el que está a punto de deportar a la persona número 2 millones.

Otros observadores indicaron que el proyecto de ley de los demócratas, el único proyecto integral hasta ahora presentado en la Cámara Baja luego que el Senado aprobó el suyo a finales de junio, es una forma de presionar a los republicanos a tomar posición.

Clarissa Martínez de Castro, directora de inmigración del Concilio Nacional de la Raza (NCLR), dijo que la presentación del proyecto de ley servirá para que “cada miembro de la Cámara declare de qué lado está realmente en este asunto y todo lo que estamos haciendo en los próximos días está dedicado a que hagan esa declaración abierta”.

Un puñado de republicanos han expresado apoyo, particularmente los que están en distritos vulnerables –donde la población latina ha crecido tremendamente- como David Valadao y Jeff Denham, de California. Pero incluso republicanos pro reforma como Lincoln Díaz Balart, de Floriday el único republicano que aún queda en el moribundo “gang of 8” de la Cámara, han dicho que el proyecto no tiene la más mínima oportunidad de ser aprobado en el recinto legislativo.

Matt Barreto, director de la encuestadora Latino Decisions indicó que aunque todos los análisis realizados en meses recientes indican que los votantes latinos responsabilizarán principalmente a los republicanos si no hay reforma migratoria de nuevo este año, y los demócratas tampoco quedarán libres de toda culpa.

“Los demócratas están intentando recibir el crédito por esto, sobre todo si no hay proyectos positivos de parte de los republicanos o si Boehner no permite un voto en la Cámara”, dijo Barreto. “Pero la pregunta que muchos latinos se hacen es la siguiente: ¿los demócratas presentaron el proyecto para lucir bien o tiene posibilidades reales? El mensaje a los demócratas de la Cámara es este: los latinos quieren la reforma, y ustedes necesitan asegurarse de tener un proyecto que pueda atraer entre 30 y 40 republicanos. Si no, no tiene caso”.

En cierta forma, los demócratas están indicando que la bola está en la cancha republicana, señaló Barreto. Pero también se está protegiendo de lo que puedan pensar los latinos si no hay reforma migratoria este año, agregó.