Los Dodgers, listos para Cardenales

Zack Greinke abrirá mañana el primer juego contra San Luis

Los Dodgers, listos para  Cardenales
Don Mattingly observa a Andre Ethier en su práctica de bateo en preparación a su juego de mañana contra los Cardenales.
Foto: AP

Hace tres meses, exactamente el 1 de julio, los Dodgers estaban en el último lugar.

No habían podido superar una crisis que los arrimó a un récord negativo de 30-42 el 21 de junio.

En esas fechas nadie se atrevía a pensar que la novena angelina estaría en camino a la Serie Mundial, que de llegar, sería la primera desde 1988.

Era un sueño imaginarse que las huestes de Don Mattingly estarían preparándose para llegar a la cumbre del mejor beisbol del mundo.

Pero ahí estaban ayer los resurgentes Dodgers practicando en el Dodger Stadium con el fin de no llegar oxidados a su primer cita en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Cardenales en el Busch Stadium de San Luis.

Mattingly y su gente tienen la gran responsabilidad de cumplir con una fiel fanaticada y justificar por qué es el segundo equipo más caro del mundo (216.6 millones de dólares), solo superado por los Yanquis de Nueva York (228.8 millones).

Los Dodgers están a cuatro victorias de disputar su primera Serie Mundial desde 1988, año en el que se consagraron campeones por sexta vez, y el quinto desde que se fueron de Brooklyn al cabo de la campaña de 1957.

Zack Greinke se perfila como el abridor del primer juego a celebrarse mañana, con seis días de reposo, luego de perder 4-3 ante Atlanta en el segundo juego de la Serie de División Oeste.

Clayton Kershaw, quien abrió con tres días de descanso por primera vez en su carrera, afrontaría con la pausa normal (cuatro días de descanso) el segundo juego de la serie donde se busca el boleto al clásico de octubre.

“Me he reunido con Zack y Clay abordando varios temas de lo que viene y seguiremos en esas juntas”, dijo ayer Don Mattingly en la última rueda de prensa, antes de iniciar la serie por el banderín de la Liga Nacional y, por ende, el pase a la Serie Mundial.

“Como siempre, vamos con la confianza que nos han brindado los últimos triunfos”, agregó el mánager de los Dodgers antes de que los Cardenales vencieran a los Piratas de Pittsburgh.

Como presintiendo que los pájaros rojos doblegarían a los bucaneros, Mattingly dijo que ya prepararon sus maletas si tenían que viajar a San Luis, tal como sucedió.

El contrato de Mattingly expira este año y al respecto subrayó que: “creo que no es tiempo para hablar de eso. Ya llegará la hora de hacerlo”.

En tanto, Greinke, con la calma y seriedad que le caracteriza apuntó que: “Estos tres últimos tres años en los que los Dodgers quedaron fuera me enseñaron que hay que valorar esta oportunidad”.

“Nunca se sabe si se repetirá. Es un sprint de un mes, y estoy entusiasmado con los próximos juegos”, finalizó Greinke.