Alemania quiere ser campeón en Brasil 2014

Los de Joachim Low piensan sólo en alzarse con la copa en Maracaná el año próximo.
Alemania quiere ser campeón en Brasil 2014
Mario Gotze, la punta de lanza de una nueva generación del fútbol teutón.
Foto: AP

Berlín.- Alemania, campeona del mundo durante las citas de 1954, 1974 y 1990, piensa ahora en conseguir su cuarto título en Brasil 2014, para lo cual ya diseñó su calendario de preparación.

La prensa alemana se preguntó este jueves si el equipo dio prueba suficiente, durante la fase eliminatoria, de sus fuerzas para poder ganar el Mundial. El diario Frankfuhrter Rundschau destacó en su versión digital las carencias de defensa.

Concluida la fase de calificación, la federación alemana ya está planeando la preparación para la etapa final de Brasil. Según informó el diario Rheinische Post, la selección germana ya encontró un lugar donde entrenar en mayo de 2014 antes de la copa del mundo.

El conjunto se retirará para prepararse en el Süd Tirol, una región del norte de Italia, fronteriza con Austria, donde el alemán es también idioma oficial.

La preparación tendrá lugar en el hotel de lujo Andreus, en la localidad de Sankt Leonhard, cerca de la ciudad de Bolzano. Se trata de una estructura de siete mil metros cuadrados, con campo de golf y cinco canchas de tenis, además de estructuras de SPA.

En el último partido de calificación para el Mundial de Brasil, celebrado el martes, Alemania ganó a Suecia 5-3, en un duelo que, según el entrenador Joachim Löw, logró cerrar cuentas con ese equipo.

El año pasado las dos selecciones habían empatado por cuatro a cuatro, en lo que se consideró un resultado decepcionante para Alemania.

La “Mannschaft” alemana no se jugaba el martes su calificación. El objetivo primario ya había sido alcanzado la semana pasada en el partido contra Irlanda, donde los alemanes ganaron por tres a cero.

Aún así, en el partido de ida contra Suecia, Alemania había sido puesta en serias dificultades el año pasado: tras adelantarse por cuatro a cero, el equipo de Löw permitió a los adversarios remontar hasta el empate.

Los jugadores y todos los alemanes no olvidaron aquel resultado: “Vamos a Suecia con cierta dosis de rabia en las tripas”, anunció antes del partido el entrenador, “y está bien así”, añadió.

Para Alemania fue un partido lleno de recurrencias: Sebastian Schweinsteiger, quien fue capitán, jugaba su partido número 100 al frente de la selección. Mientras que el atacante Mesut Özil cumplía años.

Faltaron dos jugadores claves: para Suecia Zlatan Ibrahimovic y para Alemania Semi Khedira. Ambos habían acumulado dos tarjetas amarillas en los partidos precedentes.

Para Alemania marcaron el mismo Özil, Mario Götze y tres veces André Schürrle. Los cincos tantos marcados son aire fresco para la selección alemana y contribuyeron a mejorar “la moral del equipo”, según el entrenador.

Alemania lleva años entre las selecciones favorecidas para los mundiales y los campeonatos europeos de futbol, sin embargo, al equipo actual le falta conseguir el título. Ahora todas las expectativas están concentradas hacia la cita de julio de 2014.