México investiga el ‘turismo’ para indocumentados

Autoridades tienen en la mira a varias agencias disfrazadas de legalidad
México investiga el ‘turismo’ para indocumentados
Las agencias de viaje "falsas" prometen librar a sus clientes de todo peligro.
Foto: Archivo

MÉXICO, D.F.- Los cuatro haitianos llegaron a la frontera sur del país y dijeron que sí. La oferta de la agencia de viajes “La Tours”, en Chiapas, era muy tentadora como para negarse a confiar en los empresarios que los llevarían a Estados Unidos de manera “confiable y tranquila” por $800 cada uno.

Cruzarían el país como si fueran turistas, en cómoda transportación que los alejaría de la jauría de delincuentes que acecha a la caza de la ruta migrante, esa que ataca, roba, secuestra, mata, recluta para trabajos forzados del crimen organizado.

Pero el problema para los antillanos indocumentados comenzó cuando no pudieron conseguir el dinero.

Entonces los falsos agentes de viaje -que según el Instituto Nacional de Migración (INM) no eran más que extorsionadores- los despojaron de identificaciones, maletines y la poca plata que distaba mucho del monto total para pagar su sueño de salir ilesos de México.

Los presuntos delincuentes finalmente amenazaron con “hacerles daño” ahí mismo, en “La Tours”, pues la empresa tenía oficinas como cualquier negocio de respeto.

Ahí llegaron los agentes del ministerio público para detener a los inculpados que fueron denunciados por los ofendidos que hoy se encuentran en una estación migratoria.

La cifra dura revelada por la Secretaría de Gobernación revela que tiene a varias compañías fantasmas en la mira: al menos 38 en investigación y otras 160 con indicios de ser parte de redes de tráfico de personas o trata desde diversas partes del mundo, pero principalmente de centroamericanos, caribeños, chinos, indios y de Europa del Este.

En múltiples inspecciones, las autoridades descubrieron que algunas empresas no se encuentran en los domicilios registrados para actividades mercantiles o sociales que requieren trabajadores extranjeros para laborar aquí. En cambio, lavan dinero, suplantan identidades o evaden al fisco.