Beneficiarios de estampillas de comida tendrán menos dinero

Las personas que reciben estampillas de comida recibirán menos dinero a partir del 1ro. de noviembre
Beneficiarios de estampillas de comida tendrán menos dinero
Las personas subsidiadas con el programa de estampillas de comida, recibirán menos dinero a partir del 1ro. de octubre.
Foto: Archivo/Manny Patino / EDLP

La ley que aprobó el Congreso de Estados Unidos en el 2009 que permitió incrementar la cantidad de dinero en estampillas de comida que las personas reciben mensualmente, caduca el 31 de octubre. Esto significa que a partir del 1 de noviembre, los casi 50 millones de personas inscritas al programa de asistencia federal para comprar comida recibirán en promedio 11 dólares menos al mes, cada una.

El programa de estampillas de comida llamado Supplemental Nutrition Assistance Program (SNAP), conocido como Cal Fresh en California, recibió fondos adicionales de la Ley de Recuperación Americana para ayudar a las familias pobres mientras la economía se recuperaba.

Lino Ríos, administrador del programa Cal Fresh para el Departamento de Servicios Públicos del Condado de Los Angeles, explicó que en el 2009 los beneficios para los participantes incrementó en un 13.6%, y que a partir del viernes, estas personas recibirán 9.4% menos.

“La cantidad de beneficios que las personas reciben está basados en sus ingresos personales. Pero, en general podemos decir que sin duda verán una disminución en la cantidad que reciben, la cantidad dependerá de lo que reciben mensualmente”, dijo Ríos.

En el Condado de Los Angeles, alrededor de 1.1 millones de personas reciben Cal Fresh.

En total, esta disminución de 9.7 millones de dólares en beneficios, tendrá un impacto en la economía local de unos 18 millones de dólares, estimó Ríos.

Vanessa Aramayo, directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro California Partnership, dijo que este recorte de $457 millones en los próximos 3 meses, en un presupuesto de trillones de dólares, lo que deja es un vacío en las mesas y en los estómagos de los niños, ancianos y personas con discapacidades, quienes son la mayoría de las personas que reciben estampillas de comida.