Prueban ya ley de identificación en elecciones de Texas

La ley de Voter ID que requiere la identificación de los electores de Texas dejará a muchos sin votar
Prueban ya ley de identificación en elecciones de Texas
Activistas temen que electores de grupos minoritarios no puedan votar por carecer de documentos de identificación correctos.
Foto: Archivo / AP

AUSTIN, Texas. — La candidata demócrata a gobernadora Wendy Davis no la tiene. Su rival republicano, el secretario de Justicia Greg Abbott, tampoco cuenta con una identificación que corresponda a su inscripción como votante. Al igual que miles de electores en Texas que participan en comicios anticipados, tendrán que firmar una declaración jurada sobre su identidad.

La nueva ley de identificación del votante en Texas está siendo sometida a su primera prueba en todo el estado durante las votaciones en torno a una enmienda constitucional que concluyen el martes. Grupos minoritarios pasaron dos años combatiendo la ley, pero ahora que está en vigor, políticos de esas minorías han exhortado a sus partidarios a asegurarse que tienen la identificación adecuada.

Pero algunos no lo han hecho. Estadísticas obtenidas por The Associated Press muestran que es posible que más de 5% de los votantes carezcan de una identificación válida. Estas personas viven en condados con altas tasas de pobreza o altos porcentajes de habitantes pertenecientes a las minorías.

Aunque muchas inconsistencias entre las identificaciones son resueltas fácilmente, a los grupos defensores de los derechos civiles les preocupa la situación de mujeres casadas que han cambiado de apellido en una tarjeta, pero no en otra, y de minorías con complejas tradiciones de nombres, especialmente los hispanos.

“Con nuestra cultura y la adopción y asimilación de nuestros nombres para incorporar los apellidos de ambos padres, a menudo eso no es reflejado en documentos oficiales”, dijo el representante Trey Martínez Fischer, presidente del grupo de legisladores mexicano-estadounidenses.

En preparación para el día de las elecciones, el Departamento de Seguridad Pública extendió hasta el sábado los servicios para emitir certificados de identificación gratis que pueden ser usados para votar.

El Partido Demócrata en Texas estableció un portal en la internet con el fin de que los votantes reporten cualquier problema que encuentren, y grupos defensores de los derechos civiles van a examinar detenidamente los datos de votantes para buscar evidencias de que la ley impacta en forma desproporcionada a las minorías.

La ley añade un nuevo paso al proceso al requerir a los jueces electorales que examinen uno de siete documentos de identificación emitidos por el estado antes de permitir que una persona vote. En caso que haya una discrepancia entre las listas de electores y el documento, el juez debe decidir si la información es “substancialmente similar” como para permitir a la persona depositar su sufragio.

Los partidarios dicen que la ley impide el fraude, mientras que sus oponentes afirman que priva de derechos civiles a los pobres y ancianos que no pueden darse el lujo de obtener identificaciones.

Si un juez electoral decide que un documento de identidad no coincide con la tarjeta de inscripción del votante, o éste no tiene identificación, aún puede depositar un voto provisional, pero solamente es contado si presenta un documento de identificación válido en la oficina del condado en un plazo de seis días.