Empleados públicos de condado de LA podrían ir a huelga

Cientos de miles de empleados públicos votarán durante toda la semana para ver si dejan sus trabajos e inician una huelga.

Empleados públicos de condado de LA podrían ir a huelga
Entre los puntos claves a discutir se encuentran el posible incremento a las contribuciones de los empleados para las primas de seguro médico y reformas al sistema de pensiones.
Foto: AP

Los 800 mil empleados públicos del Condado de Los Ángeles, que incluyen trabajadores sociales, bomberos, fiscales y enfermeras, cuyo contrato laboral se venció hace unas semanas, están en el proceso de votación para decidir si aprueban irse a huelga.

Las negociaciones entre las autoridades del condado y los representantes del sindicato se rompieron el pasado martes al no llegar a un acuerdo sobre dos puntos principales: posible incremento a las contribuciones de los empleados para las primas de seguro médico; y, reformas al sistema de pensiones.

Bob Schoonover, presidente del sindicato SEIU Local 721, no quiso entrar en detalle sobre los puntos de la propuesta del condado, pero aseveró que le parece injusto que traten de esta forma a los empleados.

“Hemos sido socios del Condado en los momentos difíciles, durante la peor recesión económica de los últimos 80 años… Hemos colaborado para conseguir fondos federales y estatales y apesar de todo ésto ahora nos tratan de esta forma y se retiran de la mesa de negociaciones”, dijo Schoonover.

Trascendió que los puntos de discordia son un incremento del 7.2% de la contribución de los empleados para el seguro médico y una mayor contribución al sistema de pensiones para los nuevos empleados.

Dave López, bombero y miembro de la mesa de negociaciones de SEIU explicó que por cinco años no tuvieron aumento salarial y que al fin este año lograron un incremento del 2%, pero que éste se esfumaría con la propuesta del condado.

“Con la propuesta de ellos, no sólo se iría el pequeño aumento, sino también tendríamos una disminución en nuestro salario”, dijo López.

A través de un comunicado oficial, la oficina del director ejecutivo del Condado, William Fujioka, declaró que la propuesta del condado es de un 6% de incremento salarial para los próximos 17 meses.

“Un incremento del seis por ciento es lo que el Condado puede pagar en este momento mientras salimos de la severa recesión económica que hemos tenido en generaciones”, se lee en el comunicado.

Según las autoridades del condado, esta oferta es la misma que ha sido aceptada por los bomberos, Sheriff, salvavidas y fiscales.

María Elena Durazo, presidenta de la federación que aglutina a todos los sindicatos en Los Angeles AFL-CIO, dijo que todos el resto de trabajadores sindicalizados del condado —incluyendo a los bomberos, sheriff y fiscales— apoyan a SEIU y sus representados.

“Sabemos que todas las personas necesitan seguro médico asequible… estamos aquí para demostrar que estamos unidos en esta lucha”, dijo Durazo.

Aún no se sabe cuando ambas partes regresarán a negociar.

Los votos de las boletas que autorizaría la huelga serán contados el próximo fin de semana.