Amenaza de ‘Ciclón’

San Lorenzo 'usa' a Boca Juniors para acercarse al líder Newell's'
Amenaza de ‘Ciclón’
Ribair Rodríguez (der.) y Jesús Méndez, del Boca Juniors, hacen un 'sandwich' con Ángel Correa, quien dio el triunfo al San Lorenzo.
Foto: AP

BUENOS AIRES, Argentina (EFE).— San Lorenzo se impuso ayer por 1-0 al Boca Juniors en un encuentro emotivo que le permitió quedar como único escolta del líder del Torneo Inicial del futbol argentino, Newell’s Old Boys, al que visitará la próxima jornada.

Con un gol del juvenil Ángel Correa, el “Ciclón” se impuso en un duelo que contó además con dos penaltis contenidos por los guardametas.

Primero fue Agustín Orión quien neutralizó el remate de Leandro Romagnoli y, sobre el final del encuentro, Sebastián Torrico evitó el empate “xeneize” al desviar el disparo de Claudio Pérez.

Con estos tres valiosos puntos, San Lorenzo totaliza 26 y quedó a dos unidades del líder, Newell’s, equipo al que se enfrentará el próximo sábado en Rosario.

El conjunto visitante dirigido por Carlos Bianchi sufrió las ausencias de sus dos referentes en la generación de juego: Juan Román Riquelme y Fernando Gago.

Al final, el “Virrey” Bianchi lamentó la derrota de su equipo, pero consideró justa la victoria de San Lorenzo.

“No me voy preocupado, ellos jugaron mejor” y, de cara a lo que viene, anticipó: “Faltan 15 puntos, así que no hay nada definido”.

La derrota dejó relegado, con 24 enteros en la cuarta posición, al conjunto “xeneize”.

El San Lorenzo fue amplio dominador del clásico e impuso su juego rápido y eficaz con Correa como conductor y goleador.

Un barrabrava de San Lorenzo amenazó ayer al volante Juan Ignacio Mercier tras el triunfo ante Boca.

“Vamos a pedir el derecho de admisión y a sacarle el carnet”, anunció el club.

El incidente se produjo en la “nave” del Nuevo Gasómetro, al final del partido, con un barra del “Ciclón” que insultó y agredió a Mercier, pues se negó a darle su camiseta.

El agresor se retiró gritando y prometió “regresar en la semana”. La policía apostada en el sector no intervino.

La noche había empezado con una mueca alentadora para River Plate.

Antes de los 15 minutos del primer tiempo, Juan Carlos Menséguez puso el 1-0 y rompía así la alarmante marca de 459 minutos que llevaba el equipo de Núñez sin convertir.

El delantero, que debutó y no jugaba un partido desde el 25 de septiembre de 2011, fue señalado meses atrás porque, según rumores, llegó al club por su amistad con Emiliano Díaz.

Pero la alegría duró poco.

Estudiantes de La Plata empató por conducto de Román Martínez y, ya con el empate, Cristian Ledesma fue expulsado antes de la media hora de juego y, luego, para colmo, Carlos Auzqui estableció el 2-1.

Ramón Díaz reservó a la mayoría de sus titulares porque el miércoles River jugará con Lanús la vuelta por los cuartos de la Copa Sudamericana.