Llega a A-Rod…Otra acusación

El toletero de Yanquis habría dado positivo en 2006
Llega a A-Rod…Otra acusación
En su más reciente aparición pública, Alex Rodríguez asistió al juego entre Florida State y Miami (NCAA).
Foto: AP

NUEVA YORK (AP).— Un análisis realizado en el año 2006 a Alex Rodríguez reveló la presencia de sustancias prohibidas, según publicó ayer el diario New York Times .

Un vocero del toletero y su equipo, los Yanquis de Nueva York, negaron la afirmación.

El diario atribuye la información a dos personas involucradas en el programa de controles de las Grandes Ligas que no identificó.

El portavoz de Rodríguez Lanny Davis negó que el jugador haya dado positivo, según el diario.

En tanto, el director de operaciones de las Grandes Ligas, Rob Manfred se negó a hacer comentarios.

“La ética cuestionable y la posibilidad de una conducta ilegal de las Grandes Ligas en esta investigación de Alex Rodríguez —como la conocida compra de robo de documentos por 125 mil dólares en efectivo de una cartera en un restaurante de Florida— y poniendo la palabra de los fiscales porque alguien reportó bajó la investigación federal y estatal de distribución de drogas a jóvenes en nombre de buscar el de Alex Rodríguez no es indecoroso, es vergonzoso”.

“Creo que es necesaria una investigación federal de esta conducta ilegal y específicamente, del Comisionado de Beisbol y del alcance de su participación y conocimiento de la conducta ilegal profesional de los investigadores que contrató”, según reporta el rotativo neoyorquino.

Se desconoce si las Grandes Ligas utilizaron la prueba fallida de su lado como parte de la evidencia en contra de Rodríguez durante la actual audiencia, de acuerdo con el diario.

La apelación de Rodríguez de su suspensión está en pausa hasta el 18 de noviembre, en el momento que se presente su defensa. La liga concluyó sus intervenciones en octubre.

La primera conferencia de la demanda de Rodríguez tendrá audiencia el 7 de noviembre en Nueva York. El alto mando de las Grandes Ligas está esperando salirse del caso.

Si hay un juicio, podría comenzar hasta el próximo año. Es la fecha más próxima según informes oficiales de las cortes involucradas en el caso del pelotero de ascendencia dominicana.