Cristina volverá a sus labores de Gobierno

Pruebas de salud recientes le dieron a la mandataria resultados positivos
Cristina volverá a sus labores de Gobierno
La presidenta Cristina Fernández ha mejorado su salud.
Foto: AP

BUENOS AIRES, Argentina.— La presidenta argentina Cristina Fernández retomará sus funciones el lunes 18 de noviembre luego de que una serie de estudios cardiológicos realizados en las últimas horas arrojaron resultados positivos, dijeron ayer lunes sus médicos.

“Los controles clínicos y el Holter [monitor cardíaco] realizados a la señora presidenta han puesto en evidencia la ausencia de arritmia significativa y buen estado cardiovascular”, dijo el parte médico leído a la prensa por el portavoz presidencial Alfredo Scoccimarro.

Fernández, de 60 años, fue sometida el 8 de octubre a una operación para extraerle un hematoma del cráneo.

Tras cumplir un mes de reposo, Fernández recibió el alta neurológica el sábado y dos días después “se encuentra en alta cardiológica y en condiciones de retomar sus actividades formales a partir del lunes 18 de noviembre”, dijo su portavoz.

El equipo médico del hospital universitario Fundación Favaloro que intervino a la Presidenta agregó que en los últimos estudios persiste “un bloqueo intermitente de la rama de conducción eléctrica izquierda” pero que esta “no interfiere con una normal frecuencia y función cardíacas”.

El vicepresidente Amado Boudou, a cargo del Ejecutivo, dijo durante un acto en las afueras de la capital que la Presidenta “ama el pueblo y lo que más quiere es estar cerca del pueblo. Desde acá le decimos con mucha fuerza, cumpliendo las instrucciones, ni un día quedó de lado la gestión, que estamos muy felices de que vuelva. Fuerza, Cristina”.

La principal preocupación en torno a la salud de la mandataria era una arritmia que se le detectó hace un tiempo y el riesgo que conlleva para una persona sometida a un estrés permanente.

Más allá de que los últimos estudios hayan revelado la ausencia de “arritmia significativa”, el retorno de Fernández a las funciones será gradual e incluso se conjetura que tal vez abandone su estilo personalista de manejo del poder y aprenda a delegar.

Medios de prensa locales publicaron que sus dos hijos Máximo y Florencia le pidieron que cambie su conducta para evitar un desenlace trágico como el de su padre, el ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007), quien falleció en 2010 a causa de problemas cardíacos.

Con dos años de Gobierno por delante y sin posibilidades constitucionales de aspirar a un tercer mandato, con señales de estancamiento en la economía, además de una inflación del 25% anual y la pronunciada caída en las reservas.

Fernández “continuará a partir de ahora con los controles de prevención secundaria, que incluirán.una prueba de movimiento oscilatorio corporal y de esfuerzo pendientes”, dijo el parte médico.

Por prescripción médica, Fernández no podrá viajar en avión al menos hasta fin de año luego de un nuevo control por neuroimagen previsto para el 9 de diciembre.