Abren biblioteca en estación de Policía de Los Ángeles

Estación policial del área de la calle 77 apuesta por un lugar para jóvenes y niños en donde puedan sentarse a leer y sentirse cómodos y seguros
Abren biblioteca en estación de Policía de Los Ángeles
La biblioteca de la Estación 77 del LAPD es la primera en Los Ángeles.
Foto: Virginia Gaglianone / La Opinión

Al llegar a la estación de Policía del área de la calle 77, los visitantes se encuentran con un decorado poco común. A un lado de la sala de entrada, los agentes de policía montaron una pequeña biblioteca con libros para niños y jóvenes y colocaron una mesa con sillas para todos aquellos que quieran sentarse a leer.

“Esta pequeña biblioteca es una inversión que hicimos en la comunidad”, indicó la Capitana Lillian Carranza. “Queremos que los niños de la comunidad tengan un lugar donde puedan leer tranquilos, y sentirse seguros. Mejor que estén aquí y no en la calle con pandillas”, opinó.

Dylan Fuentes, de 14 años y Ashley Castillo, de 16, dos adolescentes del programa de cadetes de la estación, recibían a los niños que llegaban con sus padres o familiares. Los programas de cadetes para niños y jóvenes de hasta 21 años son otro esfuerzo del departamento de Policía para afianzar los lazos con la comunidad y proveer a los jóvenes guía y apoyo que no siempre encuentran en sus casas.

Durante la entrevista con La Opinión, un niño y su padre llegaron a la estación.

“¿Quieres que te lea un cuento?” le preguntó Ashley al pequeño. Zylan Hurd de 4 años de edad no lo pensó dos veces y se sentó al lado de la adolescente, mientras su padre atendía un trámite en la estación.

“Quiero una historia de súper héroes, Superman es mi favorito”, pidió Zylan.

La idea de armar una pequeña biblioteca en la estación fue del Capitán Robert Arcos. Existen bibliotecas de este tipo en todo el país, pero esta es la primera de Los Ángeles. Los niños y jóvenes pueden leer en la estación o llevarse el libro a su casa y después devolverlo, cambiarlo por otro que no hayan leído, o incluso quedárselo, si así lo desean. Donaciones de libros son siempre bienvenidas.

Carranza habló de la importancia de que los niños pudiesen interactuar con oficiales de policía de esta manera y tener una imagen positiva de los miembros del LAPD.

El sur centro de Los Ángeles es una de las áreas más violentas, con uno de los más altos índices de criminalidad. En lo que va del año se cometieron 36 homicidios. Y sin embargo, Carranza aseguró que el índice ha bajado.

“El crimen en la zona ha disminuido un 33% en los últimos 10 años, de 130 homicidios al año, a 36”, informó Carranza. “Treinta y seis homicidios todavía es demasiado, pero es posible cambiar esta tendencia. Los niños que viven en el sur centro de Los Ángeles no tienen que dormir en una bañera o esconderse cada vez que escuchan disparos. No porque haya sido un área violenta, siempre tiene que serlo. Se puede cambiar”, aseguró.

Carranza dijo que la disminución del crimen era resultado de la colaboración entre oficiales, negociantes y residentes de la zona. Puso el ejemplo de la madre de 5 niños que recientemente asesinaron en un negocio de la esquina, y del hombre a quien mataron frente a su hijo. “Fue gracias a la información que nos dio la comunidad que pudimos encontrar a los culpables”, explicó.

La Sargento Cynthia Cuadras, quien hasta recientemente estuvo a cargo del programa de cadetes, coincidió en la importancia de las relaciones del departamento de Policía con la comunidad.

“Los residentes ya no quieren más violencia. Quieren caminar en las calles seguros con sus hijos. Con estos programas para niños y jóvenes estamos formando a los líderes y educadores del futuro que un día regresarán a la comunidad para hacer una diferencia”, indicó Cuadras.

Al final de la entrevista, Ashley dijo que cuando terminara la escuela le gustaría estudiar para ser policía o entrar a la infantería de marina y Dylan que querría ser un agente secreto y trabajar para el FBI.

“Yo quiero ser Superman, porque puede volar”, agregó Zylan.

La estación de policía del área de la calle 77 se encuentra en: 7600 Broadway, Los Ángeles, 90003.