Republicanos opuestos a la reforma sufrirán castigo en TV

La sindical AFL CIO lanzará anuncios con congresistas que tienen mala imagen entre votantes latinos por su postura sobre el tema migratorio
Republicanos opuestos a la reforma sufrirán castigo en TV
El congresista republicano Paul Broun, dijo en una oportunidad que los “inmigrantes indocumentados son delincuentes y deben ser tratados como tal”.
Foto: AP

California – En vista de la falta de movimiento de la reforma migratoria en la Cámara de Representantes, la central sindical AFL CIO anunciará este jueves el lanzamiento de una nueva campaña contra determinados congresistas en distritos vulnerables del país, utilizando su negativa en aprobar una ley migratoria, y con la cual buscarán movilizar a los votantes hispanos.

Una encuesta entre votantes latinos que será dada a conocer el jueves y de la cual La Opinión obtuvo una copia en forma exclusiva, indica que el uso de declaraciones hechas por los republicanos respecto a los inmigrantes y su actitud hacia la reforma, tiene un profundo efecto en estos votantes y será decisiva a la hora de inclinar la balanza en las elecciones del año que viene para elegir a los miembros del Congreso.

La encuesta de Latino Decisions midió las opiniones de votantes hispanos que vieron una campaña lanzada por AFL CIO durante noviembre con comerciales de TV en los mercados de Denver, Orlando y Atlanta, y determinó que 73% de los que vieron los comerciales culpaban a los republicanos por la falta de una reforma, mientras que entre aquellos que no vieron los comerciales sólo 44% los culparon.

Además, 69% de los que vieron los anuncios dijeron que votarán por los demócratas el año que viene, mientras que sólo 49% dijo lo mismo entre quienes no vieron los comerciales.

“Esencialmente se comprueba que el Partido Republicano tiene mucho que perder y que su actitud sobre inmigración, unida a una buena campaña publicitaria, puede afectar el control de la Cámara de Representantes para enero del 2015”, apunta el reporte.

La campaña que lanzará la central sindical se llamará “el costo de la inacción”, e incluirá el uso de comerciales televisivos y movilizaciones locales para “castigar” a determinados republicanos por su falta de apoyo a la reforma, de cara a las elecciones legislativas del año que viene.

Pilar.marrero@laopinion.com