Sorteo en el paraíso

Lujoso hotel en la playa será la sede del evento

El  técnico de  Alemania, Joachim Low (izq.), camina con sus asistentes por la playa  en Costa de Sauipe.
El técnico de Alemania, Joachim Low (izq.), camina con sus asistentes por la playa en Costa de Sauipe.
Foto: EFE

COSTA DE SAUÍPE, Brasil (EFE).— Costa do Sauípe, un lujoso complejo turístico en la costa noreste de Brasil al alcance de pocos bolsillos en este país, hierve en clima futbolístico, antes de acoger mañana el sorteo de los grupos del Mundial de 2014.

El complejo turístico, situado unos 100 kilómetros al norte de Salvador, está integrado por seis hoteles y un campo de golf; está bañado por las aguas cálidas de la costa del norte de Bahía y es adornado por incontables cocoteros que se mecen con el viento.

La paz habitual de Sauípe, donde los turistas suelen acudir para relajarse con su clima siempre cálido y las regalías de tener todo incluido en la tarifa del hotel, incluso el alcohol, fue alterada de forma radical por los cerca de dos mil periodistas y mil 300 invitados que están llegando poco a poco a Bahía para el sorteo.

El seleccionador alemán, Joachim Low, llegó ayer a Brasil y antes de sumarse al ajetreo de las actividades de la FIFA aprovechó el sol más bajo del final de la tarde para dar un paseo por la playa, con camiseta roja y gafas de sol.

Tal vez sin saberlo, Low paseó al lado de una tortuga gigante, que instantes después de su paso, asomó la cabeza para respirar junto a las rocas que emergen muy cerca de la playa.

Esta zona costera es un desovadero de tortugas y también una zona de cría de las ballenas jorobadas, aunque en esta época del año los cetáceos están por otras latitudes, probablemente con poco interés por el clima futbolístico de Sauípe.

Entre las figuras del futbol que ya están en el balneario se incluyen el español Fernando Hierro, el uruguayo Alcides Ghiggia o el francés Zinedine Zidane, que se dedicaron ayer a los ensayos de la ceremonia, en la que sacarán las bolas que dictarán suerte para las 32 selecciones que participarán en el Mundial de Brasil.

El sorteo, que será retransmitido por televisión a 193 países, se realizará en una enorme carpa que se ha instalado entre los hoteles de paredes encaladas y vestíbulos abiertos, ideados para permitir el paso de la brisa de mar.

Al margen de los hoteles más caros, también hay un conjunto de hoteles pequeños situados en zonas rurales.