Técnicos argentinos en Europa: pétalos y espinas

Helenio Herrera ganó todo en los 50 y 60; a Bilardo, Basile y Bianchi no les fue bien; hoy se luce Simeone
Técnicos argentinos en Europa: pétalos y espinas
Foto: Copyright 2012 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Diego Simeone es hoy la contracara de Gerardo Martino. No por los números, sino por el reconocimiento. Son diferentes contextos, claro, porque el Cholo ya dio tres vueltas olímpicas como DT de Atlético de Madrid (Europa League y Supercopa de Europa, en 2012, y Copa del Rey, en 2013) y asumió en un difícil momento de los colchoneros . Y, como gran diferencia, había dejado un gran recuerdo como futbolista en el club de la capital española. Ambos equipos, el de Martino y de Simeone, comparten la cima de la Liga de España. En ellos se resume buena parte de la actualidad de los entrenadores argentinos en Europa. Aunque hubo un pasado y habrá un futuro.

A no todos les fue bien. Si hasta los nombres más pesados tuvieron una gris trayectoria en el Viejo Continente. Puede contarlo Carlos Bianchi, que dirigió sin éxito a Roma, de Italia, y a Atlético de Madrid, en el que buscó un desquite que jamás llegó. Alfio Basile también la pasó mal en el club colchonero , en el que tuvo duros entredichos con el por entonces presidente, Jesús Gil y Gil, en la temporada 1994/95. Si hasta un campeón del mundo, Carlos Bilardo, se dio contra el suelo en Sevilla, entre 1992 y 1993. Ni siquiera pudo con Diego Maradona en sus filas.

Ni dos títulos, la Copa del Rey 1982/83 y la Supercopa de España 1983, le valieron un buen recuerdo a César Luis Menotti en Barcelona. También tuvo a Maradona, pero quedó demasiado lejos en la Liga local. En 1995, Jorge Valdano, al frente de Real Madrid, en 1995, donde ya había echado raíces como futbolista, se quedó con el campeonato doméstico. Después siguió como director general.

Héctor Cúper causó revuelo en Mallorca, con el que ganó la Supercopa de España, en 1998. Un año después consiguió el mismo trofeo con Valencia, con el que estuvo cerca de llevarse la Liga de Campeones, pero perdió las finales con Real Madrid (2000) y Bayern Munich (2001). El paso por Inter, de Italia, le deparó un subcampeonato en el calcio , en 2003.

La máquina del tiempo va y viene. Luis Carniglia y Helenio Herrera abrieron muchas puertas en la década del 50. Carniglia, en Real Madrid, ganó la Copa de Europa dos veces: 1958 y 1959, y una Liga local: 1957/58. Debió irse por una discusión con la estrella húngara Ferenc Puskás.

Herrera se quedó con casi todo lo que se propuso. Con Atlético de Madrid (ganó las Ligas 1949-50 y 1950-51 y la Copa Eva Duarte 1951, actual Supercopa de España), con Barcelona (las ligas 1958-59 y 1959-60, la Copa del Rey 1958-59 y las Copas de Ferias, actual Europa League, 1957-58 y 1959-60), con Inter (la Copa de Europa 1963-64 y 1964-65 y las respectivas copas Intercontinentales, y el calcio 62/63, 64/65 y 65/66), y con Roma (Copa de Italia 1969).

Juan Carlos Lorenzo, en tanto, también ganó con Roma la Copa de Italia 64 y fue subcampeón de la Liga de Campeones 74, con Atlético de Madrid. Hace poco, Marcelo Bielsa empezó bien y terminó más o menos en Athletic Bilbao. Mauricio Pochettino estuvo tres años en Espanyol y ahora prueba suerte en Southampton, de Inglaterra.

Pasado, presente y futuro de los DT argentinos en Europa. Con éxitos y también con espinas.