Senado alista voto clave sobre beneficios de desempleo

Intentan extender por otros tres meses el subsidio para más de 1.3 millones de personas sin trabajo en EEUU

Washington – El Senado de EEUU alista un voto de procedimiento clave este lunes para extender por tres meses los subsidios de desempleo para 1.3 millones personas que llevan más de 26 semanas sin trabajo, aunque la medida afronta oposición de los republicanos en la Cámara de Representantes.

La extensión de esos beneficios, que caducaron el pasado 28 de diciembre, es una de varias batallas en el frente económico en el Congreso, que también deberá votar un presupuesto para las operaciones del gobierno, la ley agrícola de $500,000 millones para los próximos cinco años y un aumento del techo de la deuda nacional.

El presidente Barack Obama, que ha enarbolado la causa de la desigualdad social en su segundo mandato, volverá a insistir en el asunto este martes durante un evento en la Casa Blanca con desempleados que perdieron sus beneficios.

El voto de esta tarde sobre los subsidios para desempleados será clave porque, bajo los reglamentos parlamentarios, los demócratas necesitarán al menos 60 votos para limitar el debate de la medida bipartidista y proceder al voto definitivo.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, se mantiene optimista de que la Cámara Alta superará la prueba de fuego y someterá a voto final la medida de los senadores Jack Reed, demócrata por Rhode Island, y Dean Heller, republicano por Nevada, que requerirá el apoyo de cinco republicanos.

Reid ha aconsejado a los republicanos a que apoyen la medida por el bien del país, aunque la oposición critica su costo de $6,500 millones.

Pero en la Cámara de Representantes, la mayoría de los republicanos exige que, a cambio de una extensión de los beneficios, la medida incluya formas de financiarlos mediante recortes al gasto público en otras áreas.

Algunos republicanos incluso han sugerido que la extensión de los beneficios solo alienta la dependencia de los trabajadores en la asistencia pública y que la Administración Obama debería centrar sus energía en la creación de empleos.

Tanto funcionarios del Gobierno como expertos económicos han advertido del impacto económico de la no extensión de los subsidios federales, además de que otros 1.9 millones de personas perderán los beneficios estatales durante la primera mitad de este año.

Aparte de que los desempleados tuvieron que recortar o anular sus celebraciones decembrinas al perder los beneficios, la falta de ayuda significa que muchos no tienen con qué pagar su vivienda, transporte y alimentos, entre otras necesidades.

Según un informe de la minoría demócrata, las economías estatales perdieron poco más de $408 millones tan solo la primera semana desde que caducaron los beneficios de desempleo, y esas pérdidas son las que en última instancia desalientan la creación de empleos.

Maria.pena@impremedia.com