Muere migrante por un agente de EEUU

México se encuentra 'profundamente preocupado' por ese hecho

MÉXICO, D. F. (EFE).— El Gobierno de México expresó ayer su “profunda preocupación” por la acción armada de un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos que la semana pasada causó la muerte de un migrante mexicano.

La víctima fue identificada como Gabriel Sánchez Velázquez, quien pereció el pasado 16 de enero cerca de la ciudad de Douglas, en el estado de Arizona, según informó en un comunicado la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

“El uso desproporcionado de la fuerza letal en tareas de control migratorio resulta inaceptable, por lo que el Gobierno de México se mantendrá atento al resultado de las investigaciones y el deslinde de responsabilidades en este caso”, dice la nota oficial.

La SRE informa que personal consular mexicano acudió a la zona para requerir información del incidente y solicitar una investigación “exhaustiva”, y se mantuvo en contacto con la familia del fallecido para ofrecer su asistencia.

El comunicado recuerda las recomendaciones sobre el uso de la fuerza letal de agentes de la Patrulla Fronteriza emitidas por distintas instancias “y reitera la urgencia de que se adopten lo más pronto posible, con el fin de eliminar este tipo fatalidades que desafortunadamente ya suman 20 desde 2010”.

Según se informó oficialmente desde Arizona, el incidente se produjo cuando los agentes de la Patrulla Fronteriza estaban deteniendo a tres inmigrantes.

Uno de ellos, de acuerdo con la versión de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), intentó resistir al arresto y se enfrentó al agente durante varios minutos tratando de adueñarse de su arma.

Temiendo por su seguridad personal, el agente tomó el control del arma y disparó contra el sospechoso, agrega la versión oficial estadounidense.