Nuevas deportaciones luego de pagar ‘tickets’

ICE persiste con polémicos arrestos de quienes van a la corte

Pese a haberse comprometido a no deportar más a quienes acudían a la corte superior de Kern, en Bakersfield, agentes de Inmigración deportaron primero a Héctor Esquivel y meses después a su padre, Rodrigo Arenas.

“Rodrigo tuvo corte el lunes de la semana pasada”, dice Antonia Chávez, su esposa, mientras la bebé de ambos, de apenas tres meses, llora en sus brazos. “Ya para el jueves, a las 8:00 de la mañana, él regresaba de dejar al niño en la escuela y al regresar ya no más le dieron tiempo de meter el carro y se lo llevaron. No sé si lo estaban esperando, pero así parece”.

El hijo de Antonia, Héctor Esquivel Chávez, de 19 años, había sido arrestado por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en el propio pasillo de la misma corte en octubre pasado, cuando se presentó —como su padrastro Rodrigo lo haría después— a pagar una multa de tráfico.

En aquel momento, la Unión de Libertades Civiles del Sur de California (ACLU) denunció este y otros casos similares a la opinión pública y ICE contestó con una carta, indicando que dejaría de realizar “operaciones de remoción” en dicho tribunal con la excepción de “casos que así lo exijan”.

“ICE se había comprometido a no arrestar a personas en el tribunal, y sin embargo ahora tenemos ya dos casos denunciados en los cuales se han presentado a buscar personas que fueron a esa corte a pagar una multa de tráfico”, dijo Michael Kaufman, abogado de la ACLU. “Es importante que la comunidad sepa que esta es la práctica, porque lo que logran con eso es dañar la seguridad pública y evitar que las personas vayan a cumplir sus obligaciones legales”.

Otro caso similar fue el de Luciano Sandoval, quien también fue detenido en su casa, dos días después de ir a la corte de Bakersfield a pagar una multa, el miércoles pasado.

“Pasaron a recogerlo cuando salía a trabajar. Pararon el carro donde iba con otros compañeros de trabajo y lo bajaron a él solamente”, dijo su esposa Angélica Gómez en una entrevista.

Tanto Sandoval como Arenas Ventura habían ido a pagar una multa por manejar sin licencia.Ambos habían sido respectivamente detenidos en retenes callejeros que se realizan en la zona.

La pareja tiene seis hijos, en edades entre 18 y 1 año. En este momento, Sandoval está libre con un grillete en la pierna. La pareja trabaja en los campos de la uva. Irónicamente, dijo su esposa, Sandoval se preocupaba siempre por pagar todas sus multas “a veces por pagar un ticket — y ya llevaba tres por manejar sin licencia— dejábamos de comprar cosas para la casa”.

Lori Haley, portavoz de ICE dijo que “los casos denunciados están siendo evaluados” y añadió que “ICE se enfoca en la aplicación efectiva y razonable de la ley que da prioridad a los individuos que representan el mayor riesgo a la seguridad pública y la seguridad en la zona fronteriza”.