Arizona veta ley contra gays

PHOENIX, AZ (EFE).— La comunidad homosexual, representantes de negocios y activistas festejaron ayer el veto de la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, a la ley de libertad religiosa que permitía a los empresarios negar servicios a los homosexuales.

Horas después de que en las redes sociales y medios de comunicación se insinuara que la NFL consideraba seriamente retirar la Super Bowl de 2015 del estado de Arizona, la gobernadora convocó un comparecencia pública y anunció el veto.

“La libertad de culto es un pilar de los Estados Unidos y de Arizona, al igual que es el no discriminar. Debemos dejar atrás la discusión horrible sobre SB1062 y mirar hacia adelante para encontrar un entendimiento entre todos los arizonenses y estadounidenses”, dijo Brewer.

Aunque la mandataria no quiso contestar preguntas de los medios de comunicación, fuentes de su oficina aseguraron que la presión ejercida por los negocios y grandes corporaciones como Apple fueron decisivas en su decisión.

“No esperábamos una respuesta tan pronto, pero me alegra que la gobernadora tomara esta decisión, es la mejor que pudo haber tomado, nadie tiene el derecho a juzgar ni discriminar a nadie”, dijo Mary Johnson, una de las docenas de manifestantes que se habían concentrado a las afueras del capitolio estatal.

Los manifestantes se habían venido concentrando desde que la ley fue aprobada el pasado jueves por la cámara legislativa, de mayoría republicana.

Al conocerse la noticia del veto, los manifestantes comenzaron a ondear banderas y aplaudir la derrota de una propuesta que hubiera otorgado a los comercios y negocios el derecho a negar sus servicios a personas homosexuales basándose en sus creencias religiosas.

Durante el día, se entregaron más de 65.000 firmas de residentes y dueños de negocios a la oficina de Brewer en contra de la ley, al igual que se recibieron cientos de llamadas, correos electrónicos y mensajes de personas de fuera y dentro de Arizona que pedían el veto a la polémica norma.

“La discriminación no tiene lugar en Arizona ni en ningún otro lugar”, dijo Alessandra Soler, directora ejecutiva de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en Arizona minutos después de darse a conocer el veto de Brewer.

La activista dijo estar agradecida a la mandataria republicana por haber evitado que esta legislación haya entrado en vigor; con esto, los negocios de Arizona tienen las puertas abiertas para todos.