Justo antes de la hipoteca…

Si quieres comprar una vivienda y ya te has informado bien sobre tasas de interés, pagos, plazo del préstamo, puntos, cargos, recargos, seguros de crédito y otros temas relacionados con ese asunto, comienza a negociar con más de una institución de préstamo. No tengas miedo de hacer que las compañías y los corredores de préstamo compitan para obtener tu negocio, haciéndoles saber que estás buscando el préstamo que más te conviene. Pídele a cada uno que reduzca los puntos, los cargos o las tasa de interés. Y pídeles que igualen o mejoren los términos de los otros prestamistas. Ten en cuenta que no todos los préstamos y prestamistas son iguales. El costo de obtener préstamos de instituciones que cobran altos cargos puede resultar excesivo y en algunas ocasiones abusivos.

Una vez que hayas seleccionado unainstitución de préstamo, consigue lo siguiente:

? Un “estimado de buena fe” (Good Faith Estimate) de todos los cargos del préstamo. Te lo deberían enviar en los tres días siguientes a la fecha de tu solicitud.

? Copias en blanco de los formularios que tendrás que firmar al momento del cierre y después que haya finalizado el préstamo. Si no entiendes algo, pide una explicación.

? Copias por adelantado de los formularios que tendrás que firmar al momento del cierre y que incluyan todos los términos del préstamo. Una semana o dos antes del cierre, comunícate con el prestamista para averiguar si hubo algún cambio al estimado de buena fe. La ley dispone que tú puedes revisar la declaración sobre el acuerdo final (también llamado formulario HUD-1 o HUD-1A) un día antes del cierre. Estudia estos formularios y anota las preguntas que quieres hacer:

Piénsalo dos veces antes de firmar:

? Antes de firmar el contrato, pídele a un amigo, familiar, abogado o asesor de vivienda que revise el estimado de buena fe y los otros documentos del préstamo. Verifica que las condiciones y los términos sean los mismos que habías acordado. Por ejemplo, el prestamista no te debe prometer una tasa de porcentaje anual (APR) y luego —sin un buen motivo— aumentarla al momento del cierre.

? Consulta la lista de preguntas que anotaste antes. Pregunta dónde están esas condiciones y términos en el contrato del préstamo. Solicita una explicación de todo monto o término que no comprendas. No permita que nadie te apresure para firmar el contrato de préstamo.

? Asegúrate de que te den por escrito todas las promesas, verbales o de cualquier otro tipo. Sólo cuenta lo que está por escrito.

? Obtén una copia de todos los documentos que hayas firmado antes de irte del cierre.

Además, no firmes si el prestamista…

? Te pide que falsifiques información en la solicitud del préstamo. (Por ejemplo, si te sugieren que indiques más ingresos de los que tienes en realidad).

? Te presiona para que solicites un préstamo por más dinero del que necesitas o con un pago mensual superior a lo que tú puedes pagar.

? Te promete ciertos términos, pero te otorga otros sin ninguna razón adecuada para cambiarlos.

? Te pide que firmes formularios en blanco o que no han sido totalmente completados. Si alguna categoría debe de quedar en blanco, marca una línea sobre el espacio y pon tus iniciales.

? Te presiona para que firmes hoy mismo. Si la propuesta es buena hoy, deberá estar disponible mañana también.

Conoce tus derechos legales:

Tienes tres días laborales para cancelar el préstamo. Si estás utilizando tu casa como garantía para obtener un préstamo sobre el calor neto de tu vivienda (o para una segunda hipoteca o línea de crédito), la ley federal te otorga tres días laborales después de haber firmado los documentos del préstamo para cancelar la transacción, por cualquier motivo y sin penalidades. La cancelación debe de hacerse por escrito. El prestamista deberá devolverte el dinero que hayas pagado hasta la fecha.