Texas arroja sorpresas en primarias legislativas

La mayoría de los candidatos hispanos sobrevivió a la primera prueba
Texas arroja sorpresas en primarias legislativas
El estado concentra un 38% de población hispana y cuenta con 36 distritos electorales
Foto: Archivo

Houston-. A pesar del frío y la lluvia demócratas y republicanos en Texas llegaron a las urnas este martes para definir a los competidores para las elecciones de noviembre, mientras la ausencia de una cultura electoral, sigue siendo el fantasma que persigue a los latinos en el estado.

La jornada de votaciones dejó más de una sorpresa en uno de los estados donde casi 4 de cada 10 personas son latinas.

Con cerca de un 90% de las mesas contadas, aún no estaba claro quién será el candidato republicano que competirá contra el congresista demócrata Pete Gallego, para representar el área de Pecos, Fort Stockton y Uvalde, conocida como Distrito 23.

Entre los candidatos está el ex congresista Quico Canseco, quien representó al sector en 2010 y el ex funcionario de la CIA Will Hurd. Probablemente tengan un desempate en mayo próximo.

“La mayoría de nuestros candidatos elegidos son fuertes y probablemente tendrán un gran desempeño en noviembre próximo”, explicó Gilberto Hinojosa, presidente del partido demócrata de Texas.

La zona de Beeville, McAllen, Weslaco y Edinburg, conocida como el distrito 15 tendrá nuevamente una competencia entre dos hispanos en noviembre cuando el actual congresista demócrata Rubén Hinojosa enfrente al vicepresidente de la compañía OE Investments Eddie Zamora, quien ha perseguido el puesto desde 2006.

Congresistas hispanos como el republicano Bill Flores y los demócratas Joaquín Castro, Henry Cuellar y Filemon Vela no tuvieron oponentes y ganaron automáticamente la nominación de su partido para noviembre.

El mexicano experto en servicios de salud pública, Marco Montoya ganó la nominación demócrata para competir por el distrito 25, mientras el abogado y veterano demócrata Tom Sánchez perdió ante el actual congresista Marc Veasey quien representa al distrito 33.

“Nuestra campaña se centró en representar a la gente y más importante, parar las crueles deportaciones llevadas a cabo por este gobierno”, aseguró Sánchez al reconocer la derrota. “Espero que el congresista Veasey se oponga al presupuesto del Presidente Barack Obama que propone $3,000 millones para construir más cercas en la frontera y continuar con las deportaciones”, agregó.

En cuanto a la carrera por el senado, la abogada hispana Linda Vega perdió ante el actual senador John Cornyn, con un 86% de las mesas contadas sólo había logrado un 3.76% mientras Cornyn alcanzaba un 58.69%.

Una de las grandes batallas de demócratas y republicanos en Texas es la falta de participación de hispanos en las urnas. En los comicios de 2012 un 61% de los hispanos elegibles para votar no lo hicieron.

“Tenemos a siete hispanos trabajando exclusivamente en el estado para contactar a los latinos, buscamos encuentros de negocios y religiosos que pensamos están abiertos al mensaje republicano y desarrollamos una relación con ellos. También vamos más allá identificando a hogares latinos, trabajamos fuerte en esto y creo que hemos sido exitosos”, aseguró el presidente del partido republicano de Texas Steve Munisteri.

“Nuestra comunidad aún no tiene una cultura del voto, pero el estado está cambiando y como ocurrió en los casos de Nevada y Colorado si despertamos al votante hispano, entonces habrá un cambio significativo en la política local”, dijo Hinojosa.

Un reciente estudio difundido por la firma Gallup mostró que mientras a nivel nacional los latinos favorecen a los demócratas por un margen de 51% contra 21%, en Texas la cifra es 46% versus 27%.