Síntomas para reconocer si sufre depresión estacional

Los cambios de temporada influyen en nuestro estado de ánimo.
Sigue a La Opinión en Facebook
Síntomas para reconocer si sufre depresión estacional
El tratamiento de la depresión estacional depende de la gravedad de los síntomas.
Foto: Sad por Kerem Tapani Gültekin, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución Sin-Derivaciones en http://www.flickr.com/photos/keremtapani / 6181706251/

Si usted nota cambios frecuentes en su estado de ánimo, siente que tiene menos energía y pocas ganas realizar sus actividades cotidianas durante ciertas temporadas del año, es probable que esté padeciendo de depresión estacional o desorden afectivo estacional.

Aunque durante el invierno la depresión parece ser más común, hay quienes experimentan síntomas en el comienzo de la primavera. Esté alerta, pues este trastorno puede pasar desapercibido, lo que hará que los síntomas empeoren si no recibe tratamiento.

La depresión estacional puede presentarse a finales de otoño y continuar durante todo el invierno o iniciarse en la primavera y extenderse hasta mediados de mayo.

Se manifiesta con una gran variedad de síntomas, los cuales incluyen: fatiga generalizada, deseos de comer alimentos en exceso o falta de apetito, aumento de peso, problemas de sueño (insomnio o sueño excesivo), letargo, desesperanza, aislamiento social, pérdida de interés, disminución del deseo sexual y hasta pensamientos suicidas.

Los seres humanos somos sensibles a los cambios del entorno. En primavera aumenta la cantidad de luz solar y esto incide en la producción de hormonas en el cerebro. Por ejemplo, la melatonina, encargada de los patrones de sueño y estados de ánimo, disminuye; mientras que la serotonina, conocida como la hormona de la felicidad, se incrementa.

Como consecuencia, es normal sentirse lleno de energía y animado, pero en quienes sufren depresión estacional, los niveles de estas hormonas se descompensan, por lo que tienen el efecto contrario.

Lo que sucede a su alrededor también puede influir negativamente en el estado de ánimo. Pareciera que fuese una obligación ser feliz en primavera y si usted está pasando por un momento difícil como la pérdida de un ser querido, la contradicción entre lo que siente y lo que le rodea puede agravar aún más su depresión. Es también posible que esta época le traiga recuerdos tristes. Por otro lado, hay personas a las cuales el malestar físico de la alergia estacional les impide unirse a la llamada fiebre de primavera.

El tratamiento depende de la gravedad de los síntomas. El primer paso es acudir a un especialista de salud mental como un psicólogo, quién le remitirá a un psiquiatra en caso de ser necesario. Para aquellos con síntomas leves, es recomendable tomar sol en las mañanas. Esto contribuirá a regular la secreción hormonal.

Si siente que los síntomas interfieren con su vida, es probable que su médico le recete un antidepresivo durante un corto periodo de tiempo. No olvide, busque apoyo si lo necesita, porque su bienestar es importante.