Impresiona zurdo mexicano

Julio Urías, prospecto de Dodgers, da anticipo de su talento

GLENDALE, Arizona.— Mike Brito lo había advertido ayer antes de un partido diurno de los Dodgers contra los Padres de San Diego: “Vas a ver a una copia casi fiel de Fernando Valenzuela”.

El veterano scout se refería a su pupilo Julio Urías, quien ayer hizo su debut en la Liga del Cactus tirando un inning con la soltura de un experimentado lanzador de Grandes Ligas.

El zurdito de apenas 17 años de edad, oriundo de Culiacán, dio una exhibición de las mejores herramientas del pitcheo: recta, curva, slider y un preciso cambio de velocidad.

Subió a la lomita con tanta naturalidad y calma como si se paseara por uno de los parques de Culiacancito, donde reside.

A los pocos minutos de haberse cantado el play ball ponchó a Will Venable, primer bateador de los Padres de San Diego, e hizo lo mismo con Yonder Alonso, dos artilleros con mucho recorrido en Grandes Ligas; en total realizó 14 lanzamiento, 9 para strikes.

“No estaba nervioso, pero sí muy emocionado. Me notificaron hoy [ayer] que iba a lanzar. Pienso que si me lo han dicho ayer [viernes] no hubiera podido dormir”, dijo Urías con una risa, mezclada con cierto nerviosismo, ante una jauría de periodistas que lo asaltaron a sólo minutos de haber cumplido con su efímera, pero impresionante labor ante 13,232 en el Camelback Ranch.

A Urías, un diamante en bruto, le pulen su talento a nivel de Ligas Menores desde el año pasado, pero él considera que en este 2014 pudiera subir a “Doble A”.

Tuvo récord de 2-0 y 2.48 de efectividad en 18 aperturas con el Club Great Lakes a nivel “Clase A”. Ponchó a 67 y dio 16 bases por bolas.

“Mi meta es llegar a Grandes Ligas este año, creo que estoy listo para hacerlo, pero sino, subir a Doble A”, agregó el zurdito culichi, quien se declara uno de los tantos admiradores de Valenzuela.

Se le dijo que Brito proyecta su desarrollo tan rápido como lo hizo Fernando en 1980 y visiblemente impresionado respondió que: “Es un orgullo y motivación que me comparen con Valenzuela que es mi pitcher favorito. Es el mejor lanzador que ha dado México. No he hablado con él, pero mi abuelo me ha hablado mucho de él”, destacó Urías, que confirmó que sus lanzamientos principales son: la recta, slider y cambio.

Precisamente con su recta, que supera las 90 millas, ponchó a Venable e hizo lo mismo con Alonso.

El prometedor prospecto de los Dodgers, otro hallazgo de Brito, es hijo de Carlos Urías, quien fue catcher de la selección mexicana amateur y jugó en la Liga Mexicana de Verano con los Pericos de Puebla.

“Él ha sido mi inspiración y siempre me da consejos. Aquí está junto a mi mamá, con un tío y mi abuelo”, dijo Urías, quien se apuntó la victoria en el triunfo de 5-4 de los Dodgers contra los frailes, que tienen su sede en la cercana ciudad de Peoria.