Argentino Martínez dice que la Liguilla será premio a jugadores de Querétaro

El argentino Miguel Martínez dijo hoy que para los jugadores del Querétaro será un premio estar en la liguilla por el título del fútbol mexicano ante los problemas económicos que afrontan en el actual torneo Clausura 2014.

Guía de Regalos

Argentino Martínez dice que la Liguilla será premio a jugadores de Querétaro
Ricardo Bocanegra (i) del Atlas y Dionicio Escalante (d) de Querétaro, disputan el balón en el estadio Corregidora de Querétaro (México). EFE/archivo

México, 1 abr (EFE).- El argentino Miguel Martínez dijo hoy que para los jugadores del Querétaro será un premio estar en la liguilla por el título del fútbol mexicano ante los problemas económicos que afrontan en el actual torneo Clausura 2014.

“A pesar de todas las adversidades, de todas las piedras que tuvimos en el camino en este torneo, llegar a la liguilla sería un gran premio para este grupo”, aseguró Martínez, jugador del Querétaro desde el 2013.

La plantilla del Querétaro acumula varios meses de impagos debido a los problemas legales de su dueño, el empresario Amado Yáñez, quien se encuentra en detención domiciliaria por una investigación por un presunto fraude bancario de 360 millones de dólares.

A los problemas de impago de sueldos, se sumó hace tres semanas las decisión de las autoridades fiscales de México de confiscar al equipo y sus instalaciones durante el transcurso de las investigaciones.

En este torneo, el Querétaro tuvo un buen comienzo en las primeras jornadas para acumular siete derrotas consecutivas y actualmente presenta dos triunfos que le han abierto nuevamente la posibilidad de ser finalista.

A falta de cuatro partidos “todos los equipos están muy parejos; los que pelean el descenso están en posición de liguilla, eso habla de que nadie gana fácil, que todos los partidos son muy complicados”, apostilló el defensa argentino.

Martínez, originario de Buenos Aires y naturalizado mexicano, consideró que el momento que cambió la situación del equipo fue cuando con siete derrotas, sus compañeros conversaron sobre la problemática y acordaron concentrarse en jugar al fútbol.

“El grupo se unió, charlamos que lo importante era disfrutar jugar al fútbol, que es lo que sabemos hacer y nos gusta hacer y dejar de lado estos problemas que no están a nuestro alcance ni podemos resolver nosotros”, apuntó.