Astros se rebelan y…Castigan a Weaver

Con 5 jonrones doblegan a los Angels ante su mejor lanzador

Había que verlo para creerlo, los Astros de Houston, un equipo de bajo perfil, se dio el lujo de bombardear a uno de los mejores lanzadores de la Liga Americana y vencieron ayer por 7-4 a los Angels de Los Ángeles en el tercer juego de la serie Interligas de cuatro, que concluye hoy en el Minute Maid Park de Houston.

En su segunda apertura de la temporada, Jered Weaver (0-2), permitió cinco hits en cinco entradas, pero cuatro de ellos fueron cuadrangulares.

El as derecho de los Angels ponchó a seis en su segunda apertura de la temporada, pero tendrá que esperar su próxima salida para buscar su primera victoria del 2014.

Jason Castro, Matt Domínguez, Jesús Guzmán, Alex Presely y Jonathan Villar se fueron para la calle.

“Parecía una competencia de jonrones”, dijo Weaver después del partido al reportero de MLB, Alden González.

“Es frustrante empezar el año así desde un punto de vista personal, afortunadamente tenemos mucho trecho por recorrer, reagruparnos y dar todo lo que esperan de nosotros”, añadió el lanzador número en la rotación de los Angels.

“Sentí como que me faltaba algo cuando tiraba la recta y eso no es muy usual”, comentó Weaver, que vio elevarse su efectividad a 6.00.

Guzmán sacó su bombazo solitario en el cuarto episodio.

Villar lo hizo en la séptima entrada contra el relevista Matt Shoemaker, con un hombre en base.

El beneficiado por ese inesperado bombardeo fue el abridor de los Astros, Scott Feldman (2-0), quien permitió tres hits en siete episodios, una carrera limpia, dio dos pasaportes y ponchó a uno.

Un sencillo de Erick Aybar produjo una carrera con sencillo sobre segunda en el quinto inning. Era la primera rayita que permitía el pitcher derecho de Houston en 11 entradas un tercio. Chad Qualls se encargó de sacar los outs 26 y 27 del juego para acreditarse su primer rescate del año.