Rescatan a 162 migrantes

Eran retenidos en cuatro campamentos ubicados en el estado de Sonora

NOGALES, Sonora. — Soldados adscritos a la 45 Zona Militar, con influencia en la zona norte de Sonora, liberaron el jueves a 162 migrantes de México, Guatemala y El Salvador, que se encontraban cautivos en cuatro campamentos del Municipio de El Sáric.

La Sedena reveló el hecho ayer y no precisó si entre los liberados había mujeres o niños, aunque aclaró que todos se encontraban en buen estado de salud.

Mediante un comunicado de prensa, la 45 Zona Militar informó que durante recorridos terrestres por la zona rural de este municipio fronterizo con Arizona, los militares descubrieron cuatro campamentos, donde encontraron distribuidos a 162 migrantes que se encontraban privados de su libertad, según denunciaron.

“Dentro de las personas liberadas se encontraban 97 mexicanos, 60 guatemaltecos, tres hondureños y dos salvadoreños, quienes presentaban un buen estado de salud”, informó la Zona Militar con base en Nogales, Sonora.

El Ejército Mexicano informó que las 162 personas rescatadas fueron turnadas ante “autoridades competentes”, que podrían ser el Instituto Nacional de Migración y la Procuraduría General de la República.

En el informe oficial, la 45 Zona Militar no menciona si detuvieron a miembros del crimen organizado que se encontraban a cargo de los campamentos ubicados en la zona rural de El Sáric, ubicados a unos 80 kilómetros al oeste de Nogales.

“Con estas acciones, el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos coadyuvan con los esfuerzos del Gobierno de la República para lograr un México en paz, ratificando su compromiso de garantizar la seguridad y tranquilidad de la ciudadanía”, enfatiza la Sedena.

El Ejército reconoce la participación “decidida” de la ciudadanía en denunciar hechos como este y exhorta a reportar situaciones similares.

La zona donde fueron encontrados los cuatro campamentos con los migrantes secuestrados se ubica adyacente al Desierto de Sásabe y colinda con el estado de Arizona.

La región es reconocida por la actividad de grupos criminales transnacionales que trafican con armas, dinero, droga y personas entre ambos países.

De acuerdo con información que ha manejado la Patrulla Fronteriza del sector Tucson, Arizona, en esa zona del desierto entre Sonora y Arizona, es común que los grupos del crimen organizado obliguen a los migrantes que buscan llegar a Estados Unidos, a cruzar la frontera con cargamentos de droga.