Cientos de centroamericanos replican el Viacrucis Migrante

Entran a México sin documentos para exigir una visa de tránsito libre para evitar abusos
Cientos de centroamericanos replican el Viacrucis Migrante
Al grupo de indocumentados se les impidió subir al tren llamado "La Bestia".
Foto: Archivo

México.- Alrededor de 300 centroamericanos ingresaron al país sin documentos para seguir el ejemplo de 800 compatriotas de la movilización “Viacrucis del Migrante” que transitan por el país para exigir “libre tránsito” al gobierno mexicano que ha respondido al tema de manera parcial.

La Cámara de Diputados estableció el martes penas de hasta 16 años de cárcel y multas de hasta $100,000 a quien obligue a los migrantes extranjeros a formar parte de la delincuencia organizada, pero no abordó la discusión sobre la cancelación del visado a ciudadanos de los vecinos del sur.

Según los inmigrantes y activistas, el libre tránsito solucionaría de raíz las violaciones a los derechos humanos. Secuestros, extorsiones, palizas y robos por parte de criminales y autoridades serían cosa del pasado con el respaldo de una clara política migratoria.

Los 300 inmigrantes que siguen a la movilización del Viacrucis iniciaron este miércoles una caminata desde la frontera de Tabasco a Chiapas luego de que se les impidió subirse al tren de carga conocido como “La Bestia”.

El objetivo, dicen, es mostrar que son muchos y “serán más para volverse visibles en su camino hacia Estados Unidos.

A diferencia de la primera caravana, este segundo grupo va sin el acompañamiento de defensores de los derechos humanos. “Venimos solos porque decidimos comenzar nuevamente nuestro viaje. Todos somos un solo pueblo que busca las oportunidades que nos han quitado en nuestros países”, advirtió uno de los indocumentados en entrevista para un medio local.

A principios de abril, un grupo de hondureños mutilados por “La Bestia” se convirtió en la primera movilización que ingresó públicamente sin documentos al país en busca de una audiencia con el presidente Enrique Peña Nieto, pero después de un mes sin éxito regresaron a su país.