Nigeria ofrece recompensa por pistas de niñas raptadas

La policía ofreció $300,000 a quien ofrezca información "creíble" sobre el paradero de las más de 200 niñas secuestradas por la milicia radical islámica Boko Haram
Nigeria ofrece recompensa por pistas de niñas raptadas
Las protestas contra el gobierno se intensifican y exigen el rescate de las menores secuestradas por la milicia nigeriana.
Foto: EFE

Lagos.- La Policía de Nigeria ofreció este miércoles una recompensa de $300,000 a quien ofrezca información “creíble” sobre el paradero de las más de 200 niñas secuestradas por la milicia radical islámica Boko Haram.

El portavoz de la Policía, Frank Mba, llamó a “todos los ciudadanos patriotas que tengan información útil” sobre el lugar donde se encuentran las escolares a contactar con alguno de los números difundidos ese miércoles, a través de un comunicado.

La policía pretende implicar así al público general “en la solución al actual problema de seguridad” en el país, subrayó Mba.

El portavoz policial garantizó a los ciudadanos que cualquier información que se proporcione será tratada “de forma anónima y con la máxima confidencialidad”.

Las menores fueron secuestradas en una escuela de Chibok a mediados de abril en el estado norteño de Borno.

La policía ha anunciado la recompensa un día después de que Estados Unidos haya ofrecido ayuda a Nigeria para poner fin a este secuestro masivo.

Además, el pasado domingo, supuestos miembros de la secta secuestraron a otras ocho niñas, de entre 12 y 15 años, del pueblo de Warabe, igualmente en Borno.

Boko Haram, que significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer la “sharía” o ley islámica en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Desde que la policía acabó en 2009 con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3,000 muertos.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.