Acusa Irak a Arabia Saudita de financiar grupos rebeldes

Irak acusa a Arabia Saudita de financiar a los grupos rebeldes y apoyar el terrorismo
Acusa Irak a Arabia Saudita de financiar grupos rebeldes
Los ataques de los yihadistas se registran cada vez más cerca de Bagdad.
Foto: EFE

Bagdad.- El gobierno de Irak acusó este martes a Arabia Saudita de financiar a los grupos rebeldes en Irak y apoyar el terrorismo, por lo que deber ser considerado responsable por los crímenes cometidos por esos extremistas.

“La consideramos (Arabia Saudita) responsable de la ayuda financiera y moral que reciben los grupos insurgentes”, informó la oficina del primer ministro iraquí, el chiíta Nouri al Maliki, en un comunicado difundido por medios internacionales.

La acusación iraquí se produce un día después de que Arabia Saudita culpó al gobierno de al Maliki de haber conducido a Irak al borde del abismo con su política de exclusión de sunitas y pidió la formación de un gobierno de unidad nacional.

La violencia en Irak “no podría haber tenido lugar si no fuera por las políticas sectarias y excluyentes llevadas a cabo en el país en los últimos años que han amenazado su estabilidad, seguridad y soberanía”, dijo el gobierno saudita.

“Condenamos enérgicamente la postura saudita”, agregó el gobierno de al Maliki, que en marzo pasado ya había acusado a Arabia Saudita y a Qatar de apoyar el terrorismo en Irak.

El gobierno iraquí afirmó que las críticas lanzadas por Arabia Saudita son una grave interferencia en los asuntos internos de Irak y un respaldo al terrorismo.

Asimismo, el ejecutivo iraquí responsabilizó a Arabia Saudita de la gravedad de lo que sucede en Irak, escenario de una insurgencia sunita, liderada por el yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).

La semana pasada, los yihadistas tomaron el control de varias zonas del norte del país, entre ellas Mosul -la segunda ciudad de Irak y capital de Nínive-, y amenazaron con avanzar hasta Bagdad y los santuarios chiítas de Kerbala y Nayaf.

Mientras que los yihadistas de EIIL se enfrentaron este martes a las fuerzas gubernamentales iraquíes en la ciudad de Baquba y otras zonas próximas a Bagdad, adonde se va aproximando cada vez más la lucha armada.

El Ejército logró frenar la ofensiva extremista -en la que también participan distintos grupos rebeldes- en varios barrios de Baquba, capital de la provincia de Diyala y ubicada a escasos sesenta kilómetros al noreste de la capital.

Los combates en varias áreas de esa provincia vecina a Bagdad causaron la muerte de una treintena de insurgentes, según fuentes militares, que revelaron el número de bajas en sus filas.

Un episodio especialmente sangriento se produjo en la comisaría de Al Mefraq, en Baquba, donde medio centenar de presos murieron por un ataque con proyectiles de morteros lanzados por yihadistas.

Mientras los combates se van acercando a la capital, en el norte la situación está lejos de estabilizarse.

El vicepresidente del Consejo de la provincia septentrional de Nínive, Nur al Din Kablan, explicó que la situación es “trágica” en la localidad por los bombardeos del ejército y los ataques de los radicales, lo que ha llevado a miles de familias a abandonar sus hogares.

Junto a Siria pero más al sur, en la provincia de Al Anbar, hombres armados se hicieron con el control del puesto limítrofe de Al Qaem.