CR7 criticado y lejos de Irina

Novia de Cristiano Ronaldo no lo acompaña en el Mundial
CR7 criticado y lejos de Irina
Cristiano Ronaldo e Irina Shayk durante un juego del Abierto de Madrid al que asistieron en mayo pasado.
Foto: Getty Images

Río de Janeiro, Brasil

Tras la debacle sufrida por la selección portuguesa en su primer partido mundialista contra Alemania, el equipo de Cristiano Ronaldo sufrió cuatro dolorosos goles

El delantero del Real Madrid le habrían sido muy útiles tanto la comprensión como las caricias de su exuberante pareja, la supermodelo rusa Irina Shayk.

Lamentablemente el deportista tuvo que lamerse las heridas en solitario al encontrarse la maniquí disfrutando de su última aventura profesional en Nueva York.

Ha sido la propia estrella de las pasarelas la que parece haber dejado el ámbito futbolístico en un segundo plano, tras protagonizar alguna que otra campaña publicitaria junto al portugués, para centrar su actividad promocional en la nueva sesión de fotos que protagonizará para la firma Avon, un proyecto que podría tenerle mucho más entusiasmada que los retos deportivos a los que se enfrenta su chico.

“Hoy es nuestro gran día para la campaña de Avon. Qué ganas tengo de empezar el trabajo”, escribió en su perfil de Facebook mientras los aficionados portugueses contemplaban la contundente derrota de su equipo.

Pese a que Irina Shayk no hará acto de presencia en Brasil, a menos que Cristiano alcance las rondas finales de la competición, por el momento su nombre no deja de estar ligado a la competición futbolística más importante del mundo.

Por otra parte, la prensa deportiva de Portugal le cayó con todo, no solo a Cristiano sino también al resto de la selección.

“Sin pies ni cabeza”, certifica en portada el diario deportivo “A Bola”, que ilustra su primera página con la imagen de Pepe encarado al delantero germano Muller, una acción que a la postre le costó la tarjeta roja.

El periódico “O Jogo” va más allá y titula con un sarcástico “Bonito servicio”, además de censurar en portada que la selección nacional “ya está como le gusta, quejándose del árbitro y considerándose perjudicada”