Busca ‘saldar’ deuda con los gays

Obama prepara orden ejecutiva para proteger a comunidad de discriminación laboral a nivel federal
Busca ‘saldar’ deuda con los gays
La quejas sobre maltratos a los gay son constantes.
Foto: Archivo

WASHINGTON, D.C.— La orden ejecutiva que prepara el presidente Barack Obama para proteger de la discriminación a los gay empleados por contratistas federales busca movilizar a ese bloque electoral en noviembre próximo, pero desde ya se perfila como un arma electoral de los conservadores.

Con la orden ejecutiva, que prepara Obama los trabajadores gay que ocultan su orientación sexual para no perder sus empleos, ya no tendrán que hacerlo , porque ésta prohibirá la práctica en empresas que tengan contratos federales.

Grupos como Human Rights Campaign, creen que esta beneficiaría a unos 11 millones de trabajadores gay que no gozan de protecciones específicas en diversos estados.

Se calcula que las empresas privadas con contratos federales conforman una quinta parte de la fuerza laboral civil en el país.

También Obama ha dado instrucciones al Departamento de Trabajo para crear un reglamento para asegurar que las parejas gay sean elegibles para los beneficios de la Ley de Ausencias por razones Médicas Familiares.

La medida cumpliría una promesa electoral de Obama de 2008 ante un bloque que fue clave en su reelección en 2012, y se enmarca en su “año de acción” para avanzar sus prioridades políticas, con o sin la ayuda del Congreso.

Grupos conservadores, como el Family Research Council, y líderes republicanos del Congreso, entre éstos el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, insisten en que la medida alentará demandas que terminarán provocando recortes de empleos.

Obama “quiere apaciguar a la comunidad gay pero creo que esa medida más bien nos puede ayudar a los conservadores a movilizar a nuestra base. Tal vez agrade a los donantes de su partido, pero no creo que ayude a los demócratas en las urnas”, dijo a La Opinión Alfonso Aguilar, director ejecutivo de la Alianza Latina para Principios Conservadores.

“Ya existen leyes contra la discriminación, y esto podría crear un ambiente hostil y corrección política en los sitios de trabajo, por la percepción de que los gays van a recibir trato preferencial”, advirtió.

En su acercamiento con los gays, Obama anuló en 2011 la ley de 1993 “No preguntes, no me digas” (“Don´t Ask, Don´t Tell), para permitir la presencia de homosexuales en las Fuerzas Armadas, además de que apoya los matrimonios gay.

En noviembre pasado, el Senado aprobó el “Acta contra la Discriminación Laboral”, conocida por su sigla en inglés como “ENDA”, pero la Cámara de Representantes, bajo control republicano, aún no la ha sometido a voto.

En un acto reciente de recaudación de fondos en Nueva York, Obama instó a la comunidad gay a mantener la presión para que el Congreso apruebe “ENDA”.

Para la aplicación de un fallo de 2013 del Tribunal Supremo que favorece los matrimonios gay, el Gobierno ha tenido trabas solo en dos frentes: en los beneficios del Seguro Social y en los del sistema de asuntos para veteranos.