“Los derechos laborales son como una maratón”

Para el secretario de Trabajo Tom Perez, las leyes 'de trabajo de California son un buen ejemplo

WASHINGTON, D.C.— Para el secretario de Trabajo, Tom Pérez, California es “un modelo a seguir” en leyes que beneficien a los trabajadores, y si el resto del país sigue su ejemplo “no se va a acabar el mundo”.

En entrevista con La Opinión, Pérez indicó que es necesario que Estados Unidos desarrolle leyes apropiadas para el Siglo 21 que permitan competir en una economía global, y que si se aumenta el salario mínimo “el sol saldrá al día siguiente”.

“Vamos a seguir insistiendo en estas medidas, porque estamos en el lado correcto de la historia sobre este asunto….para competir en la economía global, debemos tener leyes para la fuerza laboral del Siglo 21”, manifestó Pérez, mostrándose optimista en que, pese al clima hostil en el Congreso, la reforma migratoria “no esta muerta” y saldrá adelante.

Parte de su optimismo es que las empresas del Silicon Valley en California la apoyan y seguirán presionando al próximo líder de la mayoria republicana en la Cámara de Representantes, el californiano Kevin McCarthy para que lleve a voto el proyecto de ley aprobado hace un año por el Senado y que legalizaría a millones de inmigrantes indocumentados que residen en Estados Unidos y forman parte de la fuerza laboral del país.

“La gente en Silicon Valley ha defendido de forma robusta la reforma y espero que McCarthy los escuche. Yo sí tengo esperanza de que va a salir la reforma si se somete a voto porque es un imperativo económico,ético, moral y de seguridad nacional”, afirmó.

“Los derechos civiles y laborales son como una maratón, siempre queda algo por hacer, no se logran de la noche a la mañana y por eso vamos a seguir luchando”, señaló.

“Hemos visto en lugares como California y Connecticut que se pueden aplicar políticas de licencia familiar con pago y con eso no se acaba el mundo… se aumenta el salario minimo y el sol sale al día siguiente. Los análisis independientes demuestran que en California los efectos negativos no se han producido, y la comunidad empresarial se ha adaptado”, explicó Pérez.

California, uno de los estados más poblados de EEUU, es uno de los pocos que han aprobado leyes que dan una mayor flexibilidad a sus trabajadores.

En California, el programa de “Licencia Familiar con Pago” o Paid Family Leave, se adoptó en 2002 como un seguro que amplia la compensación por desempleo a quienes toman licencia de sus empleos para cuidar a un familiar enfermo o pasar tiempo con un recién nacido.

A nivel nacional, no existe una ley federal semejante, y la que firmó el ex presidente Bill Clinton en 1993 solo permite que los trabajadores tomen hasta 12 semanas de licencia familiar, pero sin goce de sueldo.

Esta semana la Casa Blanca realizó una cumbre para explorar distintas medidas ejecutivas o legislativas que mejoren la seguridad y el bienestar de las familias trabajadoras y el presidente Barack Obama ofreció un discurso centrado en asuntos como la flexibilidad laboral para empleados federales, acceso al cuidado de niños, un aumento al salario mínimo, y la equidad salarial, entre otros temas.

En la actualidad, 11 estados han aprobado leyes para aumentar el salario mínimo, pero en el Congreso los republicanos se oponen a un aumento nacional por considerar que eso perjudicará al empresariado y a la creación de empleos.

Pérez rechaza las críticas de que las medidas ejecutivas delineadas por Obama sean recicladas, insuficientes, o que lleguen tarde.

Pérez dijo entender “totalmente” la frustración e impaciencia de quienes “trabajan muy duro y aún así sienten que quedan rezagados”, pero insistió en que por eso es que Obama está recurriendo a órdenes ejecutivas para ayudar a los trabajadores.

“Me gustaria que tuviesemos un Congreso más cooperativo y no lo tenemos en estos momentos…. pero eso no nos debe frenar de seguir adelante”, subrayó.