5 errores de Obama en la crisis de los Niños Migrantes (fotos)

La crisis creció en Obama, con él y por él. Pudo atenderla antes y mejor. Pero cometió errores. Estos son, según analistas y opositores, algunos de ellos.
5 errores de Obama en la crisis de los Niños Migrantes (fotos)

ID_MIGRANTES

Como todas las crisis, comenzó casi sin aviso previo.

Que hay niños cruzando solos la frontera, ilegalmente, camino al norte. Que son miles, que la marea no se detiene y que siguen llegando. Que no se los puede regresar al otro lado porque no son mexicanos, sino guatemaltecos, hondureños, salvadoreños. Que iniciaron su travesía tres semanas antes y llegan exhaustos, sin un peso, sin nada más que la esperanza de los niños de que algún mayor les ayude.

Que vinieron por la pobreza y violencia. Que les engañaron diciéndoles que aquí los iban a aceptar.

Como reguero de pólvora las imágenes de niños migrantes dieron la vuelta al mundo.

Pero la crisis de los niños migrantes inició mucho antes. Los números fueron creciendo, sí, cinco veces desde 2012 como dice The Economist,

y 10 veces más que en 2009, como dice Fox News.

Cuando la prensa tomó noticia y la clase política aprovechó la coyuntura, el rumor se convirtió en el tema principal de conversación en Washington.

Estos son algunos de los fallos del Presidente.

ninos3

Desorientación, incertidumbre, falta de respuesta, carencia de posición clara.

Obama dio primero la impresión de que los niños se podrían eventualmente quedar, lo que horrorizó a la oposición. Luego aclaró que la enorme mayoría de los chicos serían deportados, cuando enfatizó que su pedido de fondos extraordinarios sería usado para acelerar la deportación de los niños, lo que desagradó al campo proinmigrante. Al final, quedó mal con todos.

alejandroJenniferWhitney

Obama se negó a visitar la frontera, o sea, el lugar de los hechos, lo que lo hubiera mostrado como interesado, participante, comprensivo. Pero lo hubiera obligado también a decidir entre mostrarse como el presidente militarista y aguerrido que cierra la frontera y el presidente piadoso y de brazos abiertos. Prefirió la niebla de la guerra (política). Perdió una posibilidad más y se mostró como pretencioso al justificarse diciendo:

no hay nada que esté ocurriendo en la frontera de lo que yo no esté íntimamente al tanto“.

TEXAS PIDE 30 MILLONES AL GOBIERNO EEUU ANTE CRISIS DE NIÑOS EN LA FRONTERACuando pidió miles de millones de dólares al Congreso para responder a la crisis, quizás pensó el Presidente que si los republicanos rechazaban su pedido, ello los mostraría como obstruccionistas profesionales, y que por eso iban a ser serios y considerar su pedido.

Pero lo rechazaron igual, como siempre, diciendo que no querían darle “un cheque en blanco”.

El pedido dio a los republicanos la oportunidad para exigir determinar la política a seguir. El pedido fue cursado el 29 de junio. Al 14 de julio, aún no ha sido votado.

LEE TAMBIÉN DE LA MISMA SERIE


Obama pide $3,700 millones para afrontar crisis de niños migrantes

Niños migrantes demandan al gobierno de Estados Unidos

Niños, sin abogado y solos ante el sistema estadounidense

5 desenlaces de la crisis de los niños migrantes


ninos migrantesSe desconoce la posición de Obama sobre la enmienda a la ley de 2008, firmada por su antecesor George W. Bush, que prohibe deportar inmediatamente a menores centroamericanos y en lugar de ello determina que deben ser entregados a servicios sociales. Dejó que otros determinen la narrativa.

La semana pasada, mientras que el Washington Post demandó en un editorial que se enmiende la ley, alegando que antes de presentar su pedido presupuestario estaba dispuesto a ello, el New York Times se oponía a “debilitar las protecciones (a lo niños) en un esfuerzo erróneo de desanimar nuevos migrantes… …ya sea para enviar un mensaje de dureza o para disminuir la presión política”. “Sería terrible”, escribió el Times, “si lo único que el Congreso y el Presidente podrían acordar sería expulsar a unos miles de niños traumatizados”.

¿Y Obama, qué piensa? Mientras lo decide, otros están determinando la narrativa de este conflicto.

ninos2

No definió el tema. Obama perdió la oportunidad de reconocer la situación como lo que es: una crisis regional de refugiados. De explicar el lado humanitario de la ecuación y dejó que la oposición demonizara a los niños. De mostrar cómo miles de niños se deben enfrentar a un juez migratorio sin abogados ni familiares presentes.

En cambio, permitió que se estableciera como legítimo el falso reclamo antiinmigrante de que la única solución es enviar las tropas para cerrar la frontera, cuando en realidad, lo único que buscan los niños es entregarse a las autoridades ni bien cruzan. No tratan de seguir adelante. Solo quieren quedarse.