Acusan al jefe del LAPD de favoritismo

Subalterno dice que el jefe de la Policía de LA intervino en un caso, a su conveniencia
Acusan al jefe del LAPD de favoritismo
En menos de una semana, el jefe del LAPD, Charlie Beck, sabrá si quedará otros cinco años a cargo de la institución.
Foto: Archivo

A una semana de que se decida si Charlie Beck se mantiene cinco años más al frente de la Policía de Los Ángeles (LAPD) ya empezaron a sacarle los trapitos al sol.

El capitán Peter Whittingham, quien goza de muy buena reputación en la comandancia de North Hollywood donde está asignado, envió una carta a la Comisión de Policía en la que acusa al jefe Beck de imponer el reglamento disciplinario de manera selectiva y a su conveniencia.

La acusación de Whittingham se refiere a la supuesta intervención del jefe policíaco en el caso del sargento George Hoopes, quien iba a ser degradado por tener una relación romántica con Brandi Pearson, una subalterna quien es la hija del jefe Beck.

Steve Soboroff, presidente de la Comisión de Policía que supervisa al LAPD, indicó que ese caso aún está en proceso, pero que de acuerdo con una revisión preliminar no hay indicios de que el jefe Beck haya establecido un trato especial en la acción disciplinaria que se tomó en contra del sargento Hoopes.

“Aparentemente el jefe del LAPD no tuvo nada que ver”, dijo Soboroff. “Estamos a una semana de que se determine el renombramiento y hay muchas cosas que la gente ha estado sacando”.

Al darse a conocer la acusación, el LAPD emitió de inmediato un comunicado el domingo en que asegura que el jefe Beck no estuvo involucrado de ninguna manera en esa investigación, revisión y fallo, y que la Oficina del Inspector General está revisando la acción disciplinarias que se impuso.

El 12 de agosto la Comisión de Policía tomará esa decisión, mientras tanto el alcalde Eric Garcetti respaldó al jefe Beck.

“El jefe del LAPD ya ha negado eso y la Comisión de Policía esta revisando el caso conforme al procedimiento habitual”, declaró ayer el alcalde Garcetti.

“Yo creo que tenemos un jefe policíaco que ha hecho un gran trabajo, que ha reducido el crimen, que ha logrado que la ciudad sea más segura y que ha fortalecido las relaciones con la comunidad“, agregó.