Johnson guarda silencio sobre ‘alivio migratorio’

El secretario del Departamento de Seguridad Nacional aún no presenta sus recomendaciones de alivio migratorio al gobierno
Johnson guarda silencio sobre ‘alivio migratorio’
el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, compareció ante la Cámara de Representantes para hablar sobre la crisis de los niños migrantes.
Foto: Archivo

WASHINGTON, D.C.— Con apenas ocho meses a cargo del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Jeh Johnson camina sobre campo minado en sus esfuerzos por “humanizar” las deportaciones.

Johnson, quien asumió las riendas del DHS en diciembre de 2013, en junio pasado recibió órdenes del presidente Barack Obama de revisar las deportaciones de indocumentados para hacerlas “más humanas”.

Desde entonces se ha reunido en privado con líderes hispanos del Congreso y diversos grupos de la comunidad inmigrante y con grupos conservadores anti-inmigrantes como FAIR, CIS y el Eagle Forum, pero tuvo que suspender la tarea para atender la crisis por la llegada de más de 60 mil niños indocumentados centroamericanos a la frontera sur y aún no le ha presentado sus recomendaciones, que son el secreto mejor guardado en Washington. Su oficina no ha precisado cuándo lo hará.

LEE ADEMÁS:

Arrestos masivos de proinmigrantes frente a la Casa Blanca (fotos y video)

Crecen las expectativas sobre “alivio migratorio” de Obama

Miles de deportados podrán regresar al país, gracias a fallo judicial

Activistas preparan último empujón de agosto para alivios migratorios


Ante la falta de acción del Congreso, Obama había anticipado posibles anuncios migratorios “para finales del verano”, pero el jueves dijo que la crisis de los niños cambió la percepción pública de lo que ocurre en la frontera y eso “afecta los cronogramas”.

“La urgencia de la crisis en la frontera, el llamado a órdenes ejecutivas, todo eso quizá contribuyó a que no haya habido un período de luna de miel” en su nuevo cargo, dijo a La Opinión Hiroshi Motomura, profesor de leyes de la Universidad de California en Los Ángeles.

Cual apaga-fuegos, Johnson rindió cuentas ante el Congreso sobre el manejo de esa crisis en la frontera sur, si bien sus respuestas no aplacaron a los republicanos, que acusaron a Obama de provocarla.

Al evaluar el tiempo oportuno y el clima político en Washington, las expectativas son que Obama haga su anuncio a mediados de septiembre, tras regresar de una gira por Europa, o después de los comicios legislativos del 4 de noviembre.

Sus declaraciones públicas sugieren que Johnson podría recomendar, entre otros cambios:

  • una reforma del programa policial “Comunidades Seguras”
  • ampliación del programa de “acción diferida” (DACA)
  • ampliación de la “discreción procesal” para dar prioridad a la deportación de criminales.

Como cuarto titular del DHS, Johnson desembarcó en la agencia con una amplia experiencia legal en los sectores público y privado, y no ha sido ajeno a la controversia.

Johnson fue abogado general del Pentágono, donde lideró a un equipo de más de 10 mil abogados civiles y militares.

Desde ese cargo, Johnson supervisó la parte legal de varias políticas antiterroristas, y lideró la reforma del sistema de tribunales militares en el penal estadounidense en Guantánamo (Cuba).

También contribuyó al eventual desmantelamiento en 2010 de una controvertida ley federal que prohibía la entrada de homosexuales en las filas de las Fuerzas Armadas.