Peña Nieto anuncia nuevo aeropuerto en el DF

Será el mayor proyecto de infraestructura de los últimos años, afirma
Peña Nieto anuncia nuevo aeropuerto en el DF
El presidente mexicano aseguró que la violencia ha reducido, pese a la percepción social.
Foto: Archivo

MÉXICO, D.F.— Tras asegurar que, contrario a la percepción social, en este país la violencia se está reduciendo, en su segundo Informe de Gobierno el Presidente Enrique Peña Nieto anunció la creación de un nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México con seis pistas y capacidad para 120 millones de pasajeros anuales, cuatro veces su capacidad actual.

“(El nuevo aeropuerto) será el mayor proyecto de infraestructura de los últimos años en nuestro país e incluso uno de los más grandes del mundo”, dijo Peña Nieto.

Y prometió que no volverá a poner nuevos impuestos durante su administración, que próximamente arrancarán siete proyectos para transportar gas y que el programa Oportunidades con 17 años de trayectoria para apoyar a familias pobres se llamará en adelante “Prospera”, con las mismas características más becas universitarias y créditos a proyectos productivos.

Todos aplaudieron a Peña Nieto en el Palacio Nacional y no le abuchearon como solía ser la norma en la sede del Congreso, en donde la oposición le replicaba sus inconformidades de viva voz.

Para empezar con el pie derecho, Peña Nieto hizo un guiño a la izquierda y en cuanto inició su mensaje declaró que los presidentes de las Cámaras de Senadores y de Diputados, Miguel Barbosa y Silvano Aureoles, respectivamente, “representan la pluralidad” y la “democracia del país”.

Los dos legisladores izquierdistas asintieron con tímidos gestos y el mandatario siguió de largo para resumir sus logros en el Palacio Nacional frente a gobernadores, secretarios de Estado, líderes políticos, empresariales, científicos y artistas.

Contrario a la percepción social dijo que “la violencia se está reduciendo” y citó cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática que señalan una disminución del 12% en el número de asesinatos y recordó números de las procuradurías de los estados que documentan una reducción del secuestro del 13% y 20% en la extorsión de enero a julio de 2014.

Sin decir el nombre de Joaquín “El Chapo” Guzmán” ni de ningún otro capo capturado, detalló que en su administración han quedado fuera de combate 84 de los 122 criminales más buscados del país.

La lista de logros siguió con sus once reformas que consideró “el comienzo de un mejor futuro” porque cree que atraerán beneficios económicos (principalmente la energética por la explotación de petróleo en aguas profundas con inversión privada) y pondrá más atención a la educación, los impuestos, la corrupción y la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres incluyendo en la política.

Las tres mujeres de su gabinete de 17 secretarios de Estado aplaudieron igual que toda la banca con los 32 gobernadores varones.

En el único momento en que el mandatario mexicano hizo una autocrítica a su gobierno fue casi imperceptible aunque a la vez es el reproche más grande que tienen millones de gobernantes: “falta que los beneficios de esta transformación lleguen a las familias”, reconoció.

Poco antes de despedirse entre nuevos abrazos, aplausos y felicitaciones, lanzó un reto a la población: “un cambio de actitud” para pensar que “se puede cambiar al mundo”.