Hospital de Long Island de nuevo en riesgo de cierre

NUEVA YORK – Una vez más el hospital universitario de Long Island, LICH, ubicado en el vecindario de Cobble Hill en Brooklyn, está en serio peligro de ser cerrado definitivamente.

El inminente cierre surge tras conocerse el anuncio del Centro Médico Langone NYU de retirar el acuerdo con el grupo inversor Fortis Property, para administrar el servicio médico en las instalaciones de LICH, que atraviesa fuertes dificultades económicas.

La retirada ocurrió luego que un juez de la Corte Suprema de Brooklyn sugirió que una demanda interpuesta por la Asociación de Enfermeras del Estado de Nueva York debería estar dirigida a estas dos entidades y no a la Universidad Estatal de Nueva York, SUNY, que hasta mayo estaba encargada de administrar el hospital.

En la demanda, sometida en agosto pasado, la mencionada asociación argumenta que ni el Centro Médico Langone, ni Fortis, están contratando a sus miembros para administrar el hospital, como estaba previsto en el acuerdo.

El juez de la Corte Suprema de Brooklyn, Johnny Lee Baynes, emitió el primero de septiembre una orden de restricción impidiendo a SUNY entregar el control de la propiedad al grupo Fortis, que planea desarrollar un complejo de viviendas, dejando un lugar dispuesto para atención de emergencia y servicio ambulatorio.

“Estamos como al comienzo”, dijo Ray Ortega, residente del área de Cobble Hill, que lamentó la interrupción de la negociación, “aunque no iba a funcionar un hospital en su totalidad, teníamos la alternativa de un servicio de emergencia”.

Entre tanto, el Centro Médico Langone emitió la siguiente declaración: “Dada la complejidad adicional generada por la reciente disputa legal, está claro para nosotros que no tendremos la posibilidad de cerrar la negociación, y proveer de la alta calidad de servicio de cuidado médico y enfermería que nos caracteriza, ni siquiera con las mejores intenciones que pongamos de nuestra parte, nuestro compromiso y la totalidad de los recursos de nuestra institución”.

Un portavoz de Fortis indicó que se está trabajando con SUNY para encontrar otro operador para el cuidado de la salud y así poder continuar con el proyecto.