¿Por qué el Volkswagen XL1 no llegará a Estados Unidos?

Según publicaciones europeas, la eficiencia del auto contraviene algunos intereses ocultos de la industria
¿Por qué el Volkswagen XL1 no llegará a Estados Unidos?
El diseño y al eficiencia de vanguardia del Volkswagen XL1 no concuerda con algunos intereses.
Foto: Suministrada

No encontrarás el Volkswagen XL1 que da 300 MPG (si 300 millas por galón) en una sala de exposición de los Estados Unidos; de hecho, se le ha negado una gira por América.

Algunos medios europeos sin censura aseguran que porque es demasiado eficiente para el público estadounidense y según algunos analistas perjudicarían las ganancias del negocio del petróleo.

Según estos observadores europeos, es simplemente el carro que deberías haber tenido siempre, y no se ha tenido en cuenta para no bajar las ganancias del petróleo.

Hace años que se había calculado que debería ser posible conseguir un auto pequeño que pueda superar las 100 mpg, poniendo un paralelo directo al lado de los inyectores de agua del cilindro, al lado con los inyectores de combustible y utilizando el colector de escape para precalentar el agua, por lo que entraría en los cilindros como vapor seco y proporcionaría así la expansión que acciona el motor, al tiempo que permite el proceso de combustión para proceder sin reducir la eficiencia.

El Volkswagen XL1 lo demuestra y da a entender que ésta es sólo simple tecnología especial, nada que no hemos tenido desde el 1970.

Tal economía se produce con materiales ligeros, un cuerpo aerodinámico, un motor y la transmisión diseñados y sintonizados para el objetivo. El concepto del auto se modificó por primera vez en 2009 como la L1 y de nuevo en 2011 como XL1.

El XL1 puede ser enchufado para entregar unas 40 millas de todo motor eléctrico, pero no necesita ser enchufado nunca para alcanzar 300 millas por galón. No pesa más de 1,700 libras, tiene los neumáticos normales y ofrece una muy buena experiencia de conducción con una velocidad máxima de 99 mph.

El modelo está equipado con un tanque de combustible de 18 galones, y podría llenarlo y seguir conduciendo sin llenarlo por 2,400 millas o más.

Muchas de las publicaciones que hablaban de la XL1 lo hicieron cuando era un concept car y se predijo que pudiera conseguir un ahorro de 250 MPG. Pero en 2014, después de extensas pruebas, los pilotos de pruebas informaron la economía por encima de 300 millas por galón, en las condiciones de conducción correctas, lo que sería cerca del nivel del mar, una carretera recta plana sin paradas y velocidades razonables.

Una buena excusa es que el XL1 no cumple con los estándares de prueba de choque en Estados Unidos, aunque para el estándar europeo, el XL1 es considerado como un auto muy seguro en accidentes.

Además el XL1 no cumple con las normas de emisión estadounidenses, carga combustible diesel, algo que no se usa mucho en este país, pero según las publicaciones europeas, NO porque no sea lo suficientemente limpio, sino simplemente porque hay intereses ocultos de la EPA y traer el XL1 a América no es parte de ellos.

El costo no sería el problema, el XL1 sólo costaría $60,000 (si se fabricaran en serie) y hay mucho más de un mercado para este auto, cuando solo se planó hacer 2,000 unidades a ese precio.

Aunque por ahora y a modo de prueba, sólo una producción limitada de 250 unidades comenzó a mediados de 2013 y la fijación de precios comienza en $146,000. El XL1 fue puesto a la venta a los clientes minoristas en Alemania en junio de este año.

En fin, según una revista europea que escribe sin censura, este auto fue frenado a propósito, por algunos intereses ocultos.

El XL1 me recuerda el retiro insólito del EV-1 de GM, nadie dio una explicación al tema. Hasta se hizo una película, Who Killed the Electric Car, que les recomiendo ver. Al final nadie supo porqué ese auto tan eficiente desapareció.