Sospecho de matar agentes había sido deportado

El hombre de origen hispano que disparó contra efectivos policiales el pasado viernes en Sacramento, y que dio pie luego a un tiroteo que se saldó con dos oficiales muertos, había sido deportado del país en dos ocasiones, informaron ayer medios locales.

El hispano identificado durante su captura el viernes como Marcelo Márquez había sido deportado a México en 1997, tras su arresto y detención en Arizona por posesión y venta de narcóticos, de acuerdo con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE).

La agencia federal señaló en un comunicado que en sus registros el detenido figura con el nombre de Luis Enrique Monroy Bracamonte, de 34 años, quien en 2001 volvió a ser deportado a México.

Portavoces de la agencia señalaron que ya han solicitado a las autoridades del Departamento del Alguacil del Condado de Sacramento el traslado de Monroy a esta dependencia federal para procesar su deportación cuando sea liberado.

El autor de los disparos fue capturado el viernes junto a su esposa, Janelle Márquez Monroy, tras un operativo de seis horas y que mereció la acción conjunta de efectivos locales y federales. El autor de los disparos mortales enfrenta cargos de asesinato, intento de asesinato y robo con violencia.

Por su parte, las autoridades del condado de Sacramento continúan hoy investigando los motivos que llevaron a Monroy a disparar mortalmente contra un efectivo policial e iniciar un tiroteo que se saldó al final con dos muertos y dos heridos.

De acuerdo con el alguacil de este condado, Scott Jones, el suceso se inició cuando el agente Danny Oliver notó algo sospechoso y se aproximó al auto de Monroy, que se hallaba detenido en el estacionamiento de un local de la cadena Motel 6, en las afueras de Sacramento.

Sin motivo aparente, Monroy efectuó un disparo a bocajarro contra el agente, el cual falleció al recibir un tiro en la frente.

El otro oficial que iba con Oliver respondió a los disparos, pero el individuo logró fugarse junto a su esposa y en el transcurso de su huida Monroy hirió a un conductor y a otro oficial, además de acabar con la vida de Michael David Davis Jr., un policía del Condado Placer.

El autor de los disparos fue detenido poco antes de las 16.00 hora de California en una vivienda de Auburn, en el condado de Placer.

Su esposa, que al igual que Monroy figura como residente de Salt Lake City (Utah), fue apresada poco después e ingresada a prisión con cargos de intento de asesinato y robo con violencia.